“¿Cómo está el pedido?” – La reacción de una empresa al saber que su repartidor fue arrollado

Las empresas que ofrecen el servicio de reparto de comida y otros productos cada vez adquieren más auge, los consumidores ordenan sus pedidos desde una aplicación en su teléfono móvil con un procedimiento automatizado que les garantiza rapidez y satisfacción.

Pero la mayoría de los repartidores se enfrentan a condiciones laborables indignantes donde sus derechos son vulnerados. En algunos casos no tienen garantizada su seguridad laboral, reciben pagos injustos y laboran en una jornada exhaustiva incluso en horarios nocturnos.

Ante la prioridad del repartidor de optimizar al máximo el tiempo para aumentar sus horas de trabajo y proporcionalmente sus ingresos, suelen aceptar sobre carga de pedidos mientras intentan entregarlos lo más rápido posible.

Recientemente salió a la luz el caso de un repartidor que sufrió un accidente mientras se dirigía a entregar unas pizzas.

Yanina Otero, una conocida periodista argentina, compartió en su perfil de Twitter la experiencia que vivió junto al joven trabajador.

Él sufrió un accidente cuando fue arrollado en la moto en la que se trasladaba para entregar el pedido que había recogido en una pizzería.

La periodista se detuvo para ofrecerle ayuda, él yacía en el suelo sangrando por las lesiones que sufrió tas el impacto.

Ante el trágico accidente, responsablemente el joven se comunicó a través de un mensaje con Glovo, la empresa para la cual trabaja, informando lo ocurrido.

En lugar de recibir la atención que necesitaba y merecía tras sufrir un accidente laboral, lo único que le interesó al representante de la empresa fue el estado del pedido.

“Hace rato socorrí a un repartidor de pizza que fue atropellado por un auto. Mientras yo llamaba a los servicios de emergencia, el hombre que estaba tirado en el pavimento y sangrando le avisó a la app para la que trabaja que había tenido un accidente.

Lo único que les importaba a ellos era el estado de la pizza”, relató Yanina.

La periodista agregó en el mensaje que publicó en su perfil de Twitter: “Perverso es poco”, refiriéndose a la reacción de la empresa al saber que uno de sus trabajadores se enfrentaba a una peligrosa situación.

El jefe del joven insistía preguntando por el estado del producto y el empleado respondió: “No puedo moverme”.

Desde que Yanina difundió el mensaje recibió numerosas muestras de apoyo para el joven que recibió un trato completamente indignante.

Posteriormente ella publicó que el padre del repartidor se comunicó con ella para agradecerle que se quedara cuidando la moto de su hijo y lo haya ayudado hasta que la ambulancia y él llegaran.

Le dijo que afortunadamente el joven se encontraba bien.

“El repartidor está bien. Se dio un golpe muy fuerte y lo salvó el casco. Para rematar la historia, apareció la persona que había hecho el pedido, abrió la caja de la moto y se llevó la pizza. Nosotros seguíamos ahí esperando a la ambulancia. De terror todo”, relató Yanina.

El caso ha generado una gran controversia acerca de las deplorables condiciones de los repartidores de esta empresa. Compártelo y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!