“Cohousing” la nueva tendencia para mejorar la calidad de vida de los mayores

En la década de los 80, las personas de los países desarrollados pensaron que llegado el momento de envejecer les tocaría retirarse a los conocidos “home” o “casa de retiros”.

Para muchos de ellos esto era visto como una pesadilla porque pensaban que serían abandonados en estos lugares conocidos como fríos, sin cariño y carentes de atención por parte de los familiares.

Sin embargo, durante la última década apareció una genial idea conocida con el nombre de “viviendas colaborativas” o “cohousing”, un espacio donde los adultos mayores tienen viviendas individuales, pero comparten espacios comunes.

Esta tendencia ya es conocida en Europa y Estados Unidos, y está sumando adeptos en Argentina.

El desarrollo de ese modelo residencial está avanzando en todo el mundo como una oportunidad que favorece una mayor longevidad entre los adultos. Propone un estilo de vida que fomenta la solidaridad y colaboración entre personas que viven cerca.

Son espacios propicios para que cada adulto consiga nuevos amigos con quienes compartir el resto de su vida sin sentir que su privacidad ha sido invadida. Al tiempo que se siente acompañado para divertirse y compartir grandes anécdotas.

El cohousing o vivienda colaborativa es un concepto que empieza a ser bien conocido donde se valora la amistad como vínculo de unión, donde los adultos mayores dejan de sentirse menospreciados porque viven con responsabilidades sin dejar de divertirse,

El cohousing es modo de vida natural y evita que las personas de la tercera edad se conviertan en una carga para los familiares, amigos y hasta para el mismo adulto mayor.

Las actividades cotidianas refuerzan la responsabilidad en las tareas y abre la posibilidad de crear nuevos amigos aun cuando crean que están en la última etapa de sus vidas.

Facebook

El concepto de este modelo bien entendido deja al descubierto los beneficios que proporciona, tales como una vejez activa, apoyo emocional dentro de una comunidad que fomenta la inclusión y la capacitación para emprender proyectos, ahorros.

VER TAMBIÉN:  Declaraciones de la madre de Gabriel: "Que no se extienda la rabia, que no se hable de ella"

Realmente es un modelo que se adapta a distintas necesidades y considera la diversión como parte de la vida diaria.

Las viviendas colaborativas no tienen por objetivo clasificar a las personas según su religión o necesidad, simplemente busca crear pequeñas nuevas familias, donde los valores como el respeto, la colaboración, la ayuda común, la humildad y amistad sean sus principales términos para una convivencia feliz.

El modelo se ha ido definiendo a partir de los cientos de casos en todo el mundo que han resultado en un éxito real. Las características que deben prevalecer es la auto gestión, la organización colaborativa de las tareas comunes sin jerarquías porque los roles se asignan de forma natural.

La economía es privada, y las viviendas tienen todos los elementos que garantizan la independencia de los residentes.

Ya envejecer no es un problema, es la oportunidad de conocer nuevas personas y crear un nuevo lazo de amistad. Comparte este verdadero concepto para vivir los años dorados de manera alegre y amena.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!