Tío y sobrino recuperan su libertad después de 42 años tras las rejas siendo inocentes

En 1976 la vida de Clifford Williams y su sobrino Hubert Myers cambió para siempre. Ambos se encontraban en una fiesta de cumpleaños cuando un enfrentamiento se escuchó a tan sólo un par de casas de distancia. Alguien actuaba en contra de la vida de Jeanette Williams y Nina Marshall.

Clifford tiene 76 años de edad mientras que Hubert tiene 61.

Marshall fue trasladada a un hospital y logró sobrevivir. Una vez que las autoridades comenzaron a realizar sus investigaciones, Marshall identificó a Clifford y a Hubert como los culpables.

El tío y su sobrino no pararon de clamar que eran inocentes y que no habían tenido nada que ver, pero la justicia no los escuchó.

Jeanette falleció de manera instantánea.

El primer juicio fue declarado nulo y meses más tarde fueron condenados culpables. Ahora, tras 42 años de injusto encarcelamiento su caso fue retomado por un juez que decidió que no había pruebas suficientes y anuló sus condenas.

En el juicio no se empleó ninguna evidencia física que se encontrara en el lugar de los hechos.

Minutos antes de recibir la mejor noticia de sus vidas, Hubert se encontraba sumamente tenso temiendo que en cualquier momento las cosas cambiarían y tendrían que volver a la dura vida tras las rejas.

“Tengo miedo. Todavía me siento en la cárcel. Quiero estar con mi familia y no tener a un oficial diciéndome lo que tengo que hacer”.

Ambos reciben la noticia en medio de lágrimas y sin poder creer que realmente podrán volver a ser libres. Cuando finalmente salen de la cárcel y Hubert besa el suelo y agradece al cielo por poder retomar su libertad.

Yo sólo quería salir y estar con mis niños. Ellos fueron los que siempre me apoyaron”.

Lad Bible

Durante muchos años ambos intentan limpiar su nombre y luchar por su inocencia pero la estancia en la cárcel hizo que perdieran contacto con muchos de sus familiares.

“Mi madre falleció mientras yo estaba en cadena perpetua”.

Celebramos la merecida libertad de dos personas inocentes que fueron encarceladas sin ninguna prueba contundente. Ahora, rodeados de su familia, podrán comenzar una nueva vida.

Comparte esta nota para exigir que el sistema de justicia vele por la seguridad de todos y no se permitan más encarcelamientos de personas inocentes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!