Una mujer vegana demanda a sus vecinos por el constante olor de carne asada que llega a su casa

Cilla Carden es una mujer que desde hace varios años optó por un estilo de vida en donde su dieta fuese completamente vegana.

Sin embargo, esto ha generado varias dificultades en la convivencia con sus vecinos ya que simplemente no acepta que a su casa lleguen los olores de carne asada cuando alguien más se encuentra haciendo parrilla.

Cilla vive en la afueras de la ciudad de Perth en Australia.

A finales del 2018, Toan Vu y su familia se mudaron a la casa que estaba justo al lado de Cilla. La convivencia no fue nada sencilla ya que hay muchas cosas de la rutina de los Vu que ella simplemente no parece dispuesta a tolerar.

El ruido de los niños jugando a todas horas puede convertirse en algo muy molesto para ella. Sin embargo, hubo otra cosa que sí agotó por completo su paciencia.

“Ha sido devastador. Me siento agotada y no he podido dormir”.

La familia Vu realiza constantes asados de modo que el olor a pescado y carne suele llegar hasta la propiedad de Cilla.

Esto ha hecho que ella se niegue a utilizar su propio jardín y ha decidido tomar acciones legales para poder llegar a una solución. La primera demanda fue rechazada por falta de evidencia.

Vu ya no deja que sus hijos jueguen en el jardín.

Su abogado decidió trasladar el caso a la Corte Suprema y allí volvieron a asegurar que la familia Vu simplemente estaba llevando una vida completamente normal. No había forma de probar que sus asados se realizaran con malas intenciones.

“Lo hacen de manera completamente deliberada. Lo ponen allí para que yo pueda oler. No puedo estar en mi casa”.

El abogado de Cilla, John Hammond, aseguró que todavía pueden realizar una apelación en la Corte Suprema y que es una opción extrema que todavía no han descartado. Toan Vu, sin embargo, decidió hablar con su vecina y arreglar las cosas de una vez por todas para seguir evitar mayores problemas.

Cilla ha demandado a otros vecinos porque sus bombillos iluminan demasiado.

Accedieron a mover un poco el lugar del asado e intentarán ver si así Cilla se siente menos afectada. Una vez que pasó la disputa con la familia Vu, Carden procedió a una abrir una disputa legal con los vecinos del otro lado.

“Se demostró que las demandas de la Sra. Carden no eran razonables y, de hecho, iban en detrimento de los otros propietarios”.

Todavía no se sabe si Carden continuará con la apelación pero esperamos que las familias logren llegar a un acuerdo razonable en donde todos los involucrados puedan vivir de la manera más tranquila posible. Han surgido rumores de que los vecinos planean hacer un asado masivo como venganza por la injusta y radical medida de la mujer.

¿Qué opinas de las demandas de Cilla? Cuéntanos tu opinión y comparte esta polémica discusión entre vecinos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!