Le pidió una selfie a Keanu Reeves, no le gustó cómo salió y él le dio una segunda oportunidad

Muchos actores y famosos suelen llegar a tal grado de popularidad que resultan inaccesibles a sus fans y lo más contradictorio de la vida es que si han llegado tan lejos es gracias a ellos. Pero por suerte, no todas las celebridades son así y Keanu Reeves, el protagonista de la icónica trilogía “The Matrix”, es una prueba de que ser millonario no es obstáculo para ser el hombre más humilde y cercano.

Gesto tras gesto han demostrado a lo largo de los años que Keanu Reeves es una de esos famosos que se cuentan con los dedos de una mano. Siempre haciendo el bien y ayudando a todo ser con el que se atraviesa, como cuando creó una organización benéfica para ayudar a la investigación del cáncer, ocultando su nombre.

O cuando durante el rodaje de The Matrix, se enteró que un miembro del personal tras cámaras tenía problemas familiares y le dio un bono de Navidad de 20,000 dólares para ayudarlo.

Muchos de los que han compartido filmaciones en un set con él aseguran que siempre quiere saber el nombre de todo el personal que colabora, los saluda y lo hace desde el fondo del corazón.

Es por eso que no tiene problemas en tomarse fotos con todas las personas que se lo piden, como cuando estuvo cerca de una hora haciéndose selfies con estos fans:

Podríamos  seguir enumerando los actos de Keanu Reeves y no terminaríamos, como cuando entregó más de 80 millones de dólares de sus ganancias de la película “The Matrix” a los responsables de efectos especiales y al equipo de maquillaje porque ellos también se lo merecían, y no contento con eso regaló una moto Harley Davidson a cada uno de sus dobles.

O cuando ayudó a una chica en apuros en un vuelo pagando su exceso de equipaje.

Además, a pesar de acumular un patrimonio neto de alrededor de 350 millones de dólares, todavía se lo puede ver usando el metro con regularidad.

Y Keanu Reeves lo ha vuelto a hacer una vez más con esta fan, y aunque parezca algo insignificante, lo que hizo para esta chica no tiene precio.

Al parecer, la jovencita tuvo la suerte de encontrarse con el actor en un aeropuerto y no dudó en acercarse para pedirle que se tomara una selfie, a lo que Reeves accedió encantado.

Pero lo divertido de la anécdota es que la chica rápidamente revisó su teléfono y se dio cuenta de lo horrible que había salido. Aunque se moría de la vergüenza, reaccionó rápidamente, no estaba dispuesta a que ya que podía presumir del mágico momento con sus amigos, ella saliera tan mal.

Y nuevamente sin dudarlo, le pidió al adorable Keanu Reeves que le hiciera el favor de tomarse una selfie ¡por segunda vez! Para su sorpresa, el actor accedió feliz. Calmado y como si tuviera todo el tiempo del mundo sólo para ella, se tomaron la selfie y la chica guardó su foto y el mágico momento para siempre.

Reddit

Un vídeo recoge el divertido momento que demuestra una vez más que Keanu Reeves es el el famoso más humilde y cercano que existe:

Comparte este divertido momento con todos tus amigos y dinos si tú también piensas que este actor se merece todos los aplausos del mundo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!