Celebra emocionado que pudo terminar su carrera aunque era muy pobre para estudiar

Este humilde joven celebra muy emocionado que lo que parecía imposible: estudiar una carrera universitaria pudo ser realidad gracias a su esfuerzo para vencer las adversidades de la pobreza.

Los sueños no son fáciles de alcanzar. Pero tampoco son imposibles cuando se hace todo por alcanzarlos, con mucha disciplina, dedicación y esfuerzo constante, tal como hizo un humilde joven nigeriano que trabajó en todo cuanto pudo para poder costear su educación.

No dejó que su pobreza le impidiera hacer realidad sus sueños

Maduadichie Cyprian siempre tuvo claro que quería estudiar la universidad para convertirse en un profesional, pese a que su familia no contaba con los recursos suficientes para poder apoyarlo en su sueño.

Este joven sabía que su destino estaba únicamente en sus manos y decidió trabajar en cualquier cosa para obtener dinero y cubrir sus necesidades como estudiante de la carrera de Comunicación en el instituto Federal Polytechnic.

A través de emotivas imágenes que posteó en su perfil de Facebook, Cyprian compartió algunos de los trabajos que realizó, considerados por muchos como labores de “baja categoría”. Al joven no le importaban los prejuicios y no dudó en trabajar como cargador, albañil y también reciclando aceite.

En todos los trabajos que realizó siempre mantuvo una gran sonrisa, pues cada vez estaba más cerca de cumplir su sueño y eso era lo que le daba energía para poder complementar sus actividades con el estudio.

El joven mantuvo su determinación para salir adelante, sabía que a pesar de no haber nacido en un hogar que le ofreciera las mejores oportunidades con su tenacidad, constancia y disciplina podría lograr sus sueños. También, fue consciente de la importancia de la educación para poder superarse y sin que nada lo detuviera se esforzó para culminar su formación académica.

Para muchos, no era más que un pobre chico, hasta que finalmente llegó el día de su graduación y conmovió al mundo con un esbozo de todo su esfuerzo.

“¡EL CHICO POBRE SE HA GRADUADO! No me envidies, alégrate conmigo. Siempre que veo estas fotos lloro porque sé cuánto sufrí para lograr la escuela. Feliz Graduación para mí. Felicitaciones a Mí, a mí y a mí mismo… Cyma es un Graduado”, escribió el joven.

Pero su graduación ha sido solo el comienzo en el camino al éxito de este joven. Poco después de haberse graduado, finalizó su proyecto de investigación profesional titulado “Impacto de la Radio en la Planificación Familiar”.

“¡EL CHICO POBRE HA DEFENDIDO SU PROYECTO! La vida es mi escenario en camino al éxito. Poco a poco, nos movemos más alto”, dijo el trabajador joven.

Sin esperarlo, Cyprian se ha hecho viral en todo el mundo, apareciendo en las portadas de los medios más importantes. Pero, más que la fama, lo que realmente le importa es la difusión de su mensaje de esperanza.

Cyprian se ha convertido en una fuente de inspiración para todos los jóvenes que, como él, han nacido sin ningún privilegio y deben abrirse paso en el competitivo mundo ellos mismos, sin alguien que los acompañe o ayude.

Una vez conseguida su educación profesional, Cyprian puede descansar un poco para disfrutar de la vida como el resto de sus compañeros, por lo que ha abierto oficialmente su corazón al amor que tanto tiempo evitó por mantenerse enfocado.

“No he tenido ninguna relación antes. No sé cómo será, pero rezo por encontrar a la indicada”, confesó el popular chico.

Sin duda, le esperan muchos triunfos a este joven que ha demostrado que la tenacidad es la clave para obtener cualquier cosa que se desee. Por supuesto que la vida se encargará de llevar hasta a él a la persona indicada, con la que pueda seguir creciendo personal y profesionalmente.

¡Enhorabuena por Cyprian! Tú también aférrate a tus sueños y no dejes que nada te detenga.