«Casi se me cae la piel» – Se pone una mascarilla facial y termina luchando para quitársela

Muchas veces hemos escuchado decir que “para ser bellas hay que ver estrellas”, y es que cualquiera podría pensar que los rituales de belleza no requieren esfuerzo y dedicación, pero realmente no es así.

Y la protagonista de esta historia, Navy Chandler, una joven de 20 años, lo sabe muy bien tras haber pasado una hora luchando para quitarse una mascarilla que parece haberse adherido a su rostro.

Esta joven grabó un vídeo y lo que inicialmente pensó que sería un ritual de belleza normal terminó en un largo y doloroso proceso de cómo arrancarse una mascarilla.

Generalmente este tipo de producto se aplica sobre el rostro, cuidando de no tocar el aérea de los ojos, y después de esparcirla equitativamente sobre la piel se espera un corto tiempo hasta que seque.

Una vez que la mascarilla este tensa, en ocasiones se retira de la piel usando agua o simplemente se tira del rostro sin que sea necesario emplear algún esfuerzo adicional y mucho menos un largo tiempo.

Navy pretendía mostrar los beneficios del producto, sus poros quedarían libres de la suciedad que sería arrancada con la mascarilla, pero realmente la práctica fue otra cosa.

“Era mi día libre y compré una mascarilla barata y desprendible, debía dejarla secar para después quitármela, y cuando lo hice casi se me cayó la piel”.

Afortunadamente, Navy no sufrió lesiones graves, aunque sí perdió parte de su cabello.

Navy, quien es aspirante a comediante de Wichita, Kansas, se vio en apuros después de comprar una mascarilla facial barata de 1,99 dólares.

Se supone que el producto se desprendería de la piel de Navy fácilmente, pero las imágenes demuestran todo lo contrario, fue una desesperada lucha para dejar su rostro libre del producto de belleza.

En el vídeo, Navy dice que casi le tomó una hora deshacerse por completo de ese producto pegajoso, se supone que debería ser un procedimiento indoloro, pero sufrió mucho al retirarlo.

https://www.facebook.com/watch/?v=2677376092378339

“ El dolor fue intenso. Me quitó todos los vellos de la cara, así que fue como una cera facial completa”.

Sin lugar a duda, Navy se lo va a pensar muy bien antes de comprar un producto similar para aplicarlo en su rostro.

“No puedo decir que la mascarilla me ayudó, pero mi cara tenía la piel lisa y brillante después de que la irritación roja desapareció. ¡No recomendaría esto a nadie más que a mis enemigos!».

Andy Millward, esteticista y miembro de la Asociación Británica de Terapia de Belleza y Cosmetología, es uno de los expertos que no creen que las máscaras exfoliantes tengan algún beneficio para la piel, e incluso considera que pueden causar daños.

Comparte este vídeo que parece divertido, pero realmente es un recordatorio de que antes de comprar y aplicarse este tipo de producto es importante leer muy bien las instrucciones, pero sobre todo, verificar la calidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!