Se resistía a ingresar a sus padres en una residencia, construye esto y conmueve a millones

El ciclo de la vida pasa para todos por igual, y es irrefutable que cuando nuestros padres se vuelven ancianos se convierten en niños por los que es preciso velar para que no les falte nada y sus necesidades puedan estar cubiertas.

Pero dependiendo de las circunstancias, no siempre podemos llevarlos a vivir con nosotros, y muchos ancianos tampoco así lo desean. La única opción que queda es ingresarlos en una residencia, pero lamentablemente no todas ofrecen el apoyo emocional y la comodidad que quisiéramos para que los seres que nos dieron la vida pasen el resto de sus días con las condiciones que merecen.

O al menos así deberían pensar la mayoría de los hijos, ya que no falta quienes olvidando todo lo que han hecho por ellos, los abandonan a su suerte en inhóspitos lugares sin siquiera ir a visitarlos ni preguntar si siguen con vida.

Pero ese no era el caso del doctor Kenneth Dupin, él no podía llevar a sus padres a vivir con él, pero se resistía por sobre manera a encerrarlos en una residencia; simplemente no confiaba que sería el mejor lugar para ellos.

Entonces tras romperse la cabeza buscando una solución, encontró la idea más brillante, que además de dejar a todos sin palabras, es un gran acto de amor que ha conmovido a millones.

Kenneth se dijo a sí mismo que si lo que quería era tenerlos cerca, pero al mismo tiempo que tengan su propio espacio, entonces lo mejor era crear un ambiente propio para ellos. Y así fue cómo cristalizó la idea de construir espacios llamados “Granny Pods”, que permita a las familias supervisar a sus ancianos, haciendo que ellos se sientan cómodos y totalmente independientes.

Los resultados son de locura

Lo mejor de esta solución es que se pueden instalar en nuestro jardín de manera que siempre los tengamos cerca y los podamos auxiliar cuando lo necesiten.

Las casas son móviles y ya se entregan construídas

También son accesibles para sillas de ruedas y la electricidad y el agua están conectados a través del edificio principal.

Pero cuando ves el interior, te enamoras para siempre

Un detalle que no podían pasar por alto: la casa tiene instaladas unas cámaras digitales que permiten ver a la familia si su “inquilino” se encuentra bien. ¡Como sucede con los niños!

También tienen desfibriladores, equipo de primeros auxilios y suelos de madera iluminados.

No podía faltar una cocina grande y bien equipada… ¡Con nevera, microondas y hasta lavavajillas!

La tranquilidad para los hijos: Un baño con acceso para discapacitados, ducha y WC

¿Y la hora del baño?… En la ducha está previsto un lugar para sentarse y barras donde agarrarse

Y para cerrar con broche de oro: una cama ajustable que te hace la vida diaria mucho más sencilla.

Es una maravilla encontrar personas que piensen en nuestros mayores

Facebook / MEDCottage

Si te ha parecido tan encantadora como a nosotros, no dudes en compartir esta noticia con todos tus amigos. Y recuerda que los ancianos se merecen esto y mucho más.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!