La carta de una madre a un chico que jugó con su hijo discapacitado se hace viral

En muchas ocasiones al ver tantos problemas e infelicidad a nuestro alrededor, sentimos que el mundo es muy injusto. La cura para estos males es ver un acto maravilloso de bondad que por un momento borre todo lo malo y nos recuerde que hay una luz en la humanidad. La esperanza no está perdida.

Es el caso de esta madre, que fotografió con discreción a un niño que se acercó a su hijo discapacitado. 

Estos son Katy Myers y su esposo junto a su hijo, Kaden Myers. 

Esta pareja tuvo un dulce y adorable bebé, estaban muy felices con su llegada. Unos días después de su nacimiento, Katy notó que algo no estaba bien, así que lo llevó al médico para ver qué pasaba. 

Lamentablemente a Kaden le diagnosticaron Atrofia muscular espinal en fase 2, una enfermedad genética que debilita los músculos. Sus padres recibieron la trágica noticia de que su hijo no iba a poder caminar. Como máximo podría sentarse, aunque incluso eso sería difícil.

Por supuesto los corazones de sus padres estaban despedazados, sobre todo por el hecho de que a pesar de su discapacidad física, Kaden era un chico extremadamente inteligente… Y anhelaba poder jugar con otros niños.

Un día estaban visitando un museo y ella observó de lejos la hermosa escena en la que un niño se acercó a Kaden para interactuar con él. Se conmovió tanto que capturó el momento con su cámara.

Katy colocó en Facebook el siguiente mensaje: “Para el niño que estaba en el museo de ciencias: no sé quién eres, pero gracias por ser maravilloso. Permitiste que mi hijo jugara y se vinculara contigo. Lo ayudaste a recoger las pelotas del suelo cuando viste que no podía hacerlo solo.

No preguntaste qué pasa con él o por qué no puede caminar, solo lo viste. Kaden se parece mucho a ti, es muy curioso e inteligente. Siempre se pregunta cómo funcionan las cosas… Probablemente nunca leas esto, pero siendo lo que eres haces de este mundo un mejor lugar

El noble chico desconocido aceptó a Kaden como lo que es: un niño que quiere jugar. No le importó su condición y tuvo la delicadeza de no preguntar nada. Katy expresó su deseo de conocer algún día a sus padres para ratificarles el maravilloso hijo que tienen. 

“Es natural preguntarse qué pasa, pero si te tratan al igual que a todos, ayuda muchísimo”, explicó la mamá en una entrevista. Ese tiempo libre que pasó con un amigo que lo aceptó sin condiciones, no tiene comparación alguna

Facebook

Que lo traten como un niño normal ha debido significar mucho para el pequeño Kaden, que tiene que luchar día a día para sobrellevar su condición. Es hermoso que existan almas como la del chico desconocido, seguro que hay muchos niños maravillosos como él con los que Kaden cruzará su camino.

Comparte este conmovedor momento con tus amigos ¡Adelante, Kaden!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!