Carolina Herrera causa polémica – «Las mujeres sin clase usan el pelo largo a partir de los 40»

La diseñadora venezolana Carolina Herrera generó una gran polémica en las redes por sus declaraciones en las que explicó sus premisas acerca de la moda femenina que hirieron sensibilidades.

Carolina Herrera, considerada como un referente de estilo y elegancia, dijo a un importante medio de comunicación británico que las mujeres a partir de los 40 años no deberían usar cabello largo, ni bikinis, ni minifaldas.

“Nada envejece más a una mujer que fingir que todavía es joven”, afirmó durante la entrevista.

Herrera ha vestido a la ex primera dama Michelle Obama, a Jackie Onassis, también ex primera dama de Estados Unidos, a la actriz Nicole Kidman, entre otras muchas importantes celebridades del mundo.

En su amplia trayectoria en el mundo de la moda ha marcado los parámetros del estilo clásico para mantener el buen gusto, como, por ejemplo, el uso de las minifaldas, los bikinis y los colores. Según Carolina Herrera las mujeres a partir de los 40 años deberían evitar esos recursos al momento de vestirse.

“Una mujer debe envejecer con gracia y no tratar de tener la edad que no tiene o parecerá ridícula. Veo muchas mujeres por la calle, y de espaldas, parecen muy bonitas, jóvenes con su pelo largo y sus falditas. Pero cuando se dan la vuelta, ¡argh, son mayores!», dijo la diseñadora.

Para Carolina Herrera ciertas prendas deberían estar prohibidas después de cumplir 40 años.

“Las minifaldas son para jovencitas, así como los bikinis. Yo los dejé a finales de los 40, a principios de los 50. Y no uso pantalones vaqueros (blue jeans) porque son para gente joven”, afirmó.

A pesar de que la entrevista de la diseñadora en la que dijo las polémicas declaraciones fue hace dos años, recientemente sus palabras se han difundido en las redes generando un debate que parece no tener fin.

La diseñadora en otras oportunidades también ha hablado de las influencer, sin generalizar, diciendo que rechaza el uso excesivo de transparencias y que algunas solamente tienen dinero, pero no estilo de moda ni elegancia.

“Lo peor son las mujeres que salen casi desnudas, las ‘influencer’, no marcan el estilo de la moda, solo tienen estilo del dinero. No tienen estilo propio porque lo eligen para fines comerciales”. La diseñadora no las invita a participar en sus desfiles ni campañas publicitarias.

Carolina Herrera se ha convertido en un icono de la elegancia, ha vestido desde primeras damas, hasta celebridades importantes del espectáculo y miembros de la realeza.

La reina Isabel II es una de sus clientas. “No puedes compararla con nadie. Ella está sola, en lo más alto. Es una mujer increíble, tenemos suerte de tenerla”.

La duquesa de Cambridge, Kate Middleton, tiene especial preferencia por sus abrigos de lana, así como Meghan Markle, que también ha elegido sus diseños.

Es poco probable que la polémica por sus declaraciones sobre sus reglas de la moda afecte el imperio que ha construido valorado en más de mil millones de euros.

A sus 81 años, Carolina Herrera nunca ha temido en decir su edad ni en confesar que usa bótox.

Para algunos, ella hirió sensibilidades al decir que las mujeres con cabello largo y más de 40 años no tienen clase. En las redes han cuestionado su premisa incluso mencionando a artistas como Jennifer López, Penélope Cruz, la reina Rania de Jordania, Melania Trump o la reina Letizia, quienes tienen más de cuatro décadas y usan el cabello largo.

Incluso Carolina Adriana Herrera, la hija de la diseñadora, con 51 años, tiene el cabello largo.

Desde muy temprana edad, la diseñara asistió a importantes desfiles con su abuela, y se rodeó de mujeres muy elegantes de familias con alta clase social. Cuando Carolina Herrera cumplió 40 años ya era madre de cuatro hijas, contrajo matrimonio a los 18 años y tuvo a sus hijas mayores, se divorció en 1969 y se casó con Reinaldo Herrera, su actual esposo, y padre de sus dos hijas menores.

El impacto que han tenido las palabras de Carolina Herrera ha llenado las redes de miles de comentarios. Algunos aseguran que nadie debería tomarse a título personal las preferencias de la diseñadora en cuanto a la moda femenina. Comparte la noticia y comenta tu opinión.