Captan a un policía que se acercó a una mujer cuando vio su camiseta

Afortunadamente existen personas con un corazón lleno de amor, y esta historia así lo demuestra. Se trata de Michael Rivers, un oficial de policía que inicia cada día pensando a quién puede bendecir.

El oficial Michael lleva 9 años trabajando en el Departamento de Policía de Goldsboro en Carolina del Norte, en Estados Unidos, y durante ese tiempo ha logrado conocer a casi todas las personas sin hogar que viven en la zona.

Pero el pasado 11 de marzo fue sorprendido por una mujer que portaba una camiseta con un mensaje muy excluyente, y al detallar su rostro se dio cuenta de que su cara no le era conocida.

“Sin hogar. La forma más rápida de convertirse en un don nadie”, era el mensaje de la camiseta.

El agente siguió su instinto se regresó para preguntarle si había comido, a lo que la mujer respondió que no.

Entonces el oficial Michael fue hasta una pizzería cercana y compró pizzas de pepperoni y queso para llevar, y se sentó en césped junto a ella.

Este noble oficial estuvo durante 45 minutos conversando con la mujer sin hogar, que según él se identificó como Michelle compartiendo historias de sus vidas.

Un transeúnte captó justo el este momento tan especial y su esposo, Chris Barnes, lo compartió en su cuenta de Facebook recibiendo miles de reacciones y comentarios de los usuarios de las redes.

“Cassie estaba en su hora de almuerzo y observó a un oficial disfrutando del almuerzo con una persona sin hogar. La policía hace mucho por nuestra comunidad y muchas veces eso pasa desapercibido”, decía la publicación.

Michelle le dijo al oficial que está luchando contra una enfermedad hepática y con el cuidado de su hijo de 23 años, quien también vive en la calle, de hecho, cruzó la calle mientras ellos hablaban.

Cassie was out on her lunch break and observed Goldsboro’s Finest enjoying lunch with a homeless person. Law enforcement…

Publicada por Chris Barnes en Miércoles, 11 de marzo de 2020

Después de terminar su almuerzo cada uno siguió su camino. Pero el oficial reveló que la interacción le hizo darse cuenta de que ambos eran similares en la forma en que la sociedad los percibe.

“Las personas sin hogar son personas que no tienen suerte. Eso le puede pasar a cualquiera”, dijo el oficial.

Tristemente las personas sin hogar con frecuencia son rechazadas y señaladas como las responsables de su desgracia, mientras que los oficiales de policía a menudo son catalogados de manera negativa. La sociedad se enfoca solo en lo malo.

“Vengo a trabajar y mi premisa es: ‘¿A quién puedo bendecir hoy? ¿A quién puedo hacer sonreír? No soy yo quien quiere llevarse al padre o la madre de alguien y meterlos en la cárcel'», agregó el oficial.

Tras ver la publicación de la fotografía, el jefe de la policía Michael West aplaudió la buena acción del oficial.

“Las circunstancias en torno a nuestro trabajo se basan en una llamada desagradable que requiere un servicio, pero esta imagen muestra que somos humanos como cualquier otra persona y aprovechamos cualquier oportunidad que tengamos de servir a la comunidad. Soy muy afortunado de tener al oficial Michael en nuestro departamento”, dijo el jefe de la policía.

Para el oficial Michael la pizza que compartieron estuvo excelente, pero la conversación que mantuvo con Michelle fue mucho mejor. Aplaudimos la bondad de este policía compartiendo este emotivo gesto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!