Un valiente niño de 8 años le gana la batalla a un agresivo cáncer cerebral en etapa 4

Cameron Scott es un pequeño de 8 años que ha logrado lo que parecía imposible: ganó la batalla contra un agresivo tipo de cáncer en etapa 4. La vida de este alegre niño cambió por completo cuando un día se cayó por las escaleras.

Sus padres lo llevaron de inmediato a que fuese atendido por especialistas pero semanas después Cameron seguía teniendo un molesto dolor en su espalda.

Cameron apenas tenía seis años cuando recibió el diagnóstico.

Los médicos comenzaron a pensar que algo podía andar mal con la columna del pequeño así que decidieron realizar una serie de pruebas para poder encontrar la raíz del problema. Cuando los resultados salieron las noticias fueron devastadoras. Cameron tenía un agresivo tipo de cáncer cerebral que se estaba extendiendo rápidamente a través de toda su columna vertebral.

Las posibilidades de que Cameron sobreviviera el cáncer a su edad eran de tan solo un 60%.

Para Wendell y Tamika Scott, sus padres, se trató de la noticia más dura de sus vidas. Cameron es el menor de 6 hijos y Wendell debió encontrar la fortaleza para que toda la familia mantuviera las esperanzas.

“Soy el papá. Así que tuve que ser fuerte por todos. Teníamos que luchar”.

Tenían todos los pronósticos en su contra y la condición de Wendell empeoraba rápidamente. Afortunadamente el Hospital de Investigación Infantil St. Jude decidió darle todo su apoyo a la familia Scott y los médicos les ofrecieron un tratamiento alternativo con el que podrían tener más probabilidades de ganarle la batalla al cáncer.

En su peor momento Cameron llegó a pesar poco más de 20 kilos.

El innovador tratamiento se basaba en el rastreo de la secuencia genética de los células cancerosas para lograr que el ataque a las mismas sea mucho más exitoso. La familia Scott no contaba con los medios económicos para un tratamiento así, pero en el hospital les explicaron que esto no sería ningún problema.

“Nuestra misión es prevenir y curar enfermedades pediátricas que pueden resultar desastrosas. A ningún niño, sin importar raza, religión o habilidad para pagar de la familia, se le negará el tratamiento”.

Ahora, tras dos largos años de lucha Cameron se encuentra completamente saludable y puede celebrar resultar el ganador de la batalla contra un cáncer prácticamente incurable.

“Siento que he pasado por muchas cosas. Me siento genial”.

Spotlight Stories

El pequeño Scott contó a los medios su gran afición por Batman, al que considera superior a cualquier otro superhéroe.

“Todos los superhéroes tienen súper poderes. Batman usa su cerebro”.

Celebramos la enorme fuerza de este pequeño luchador y esperamos que ahora pueda disfrutar de mejores días en compañía de su familia.

Te invitamos a compartir la bonita historia de la recuperación de Cameron.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!