Cameron Diaz se proclama en contra de los estereotipos de belleza: “Nunca me lavo la cara”

Cameron Diaz es considerada una de las grandes estrellas de Hollywood de los 90, actualmente se encuentra disfrutando de una vida tranquila lejos del espectáculo.

La protagonista de exitosas películas como “Algo pasa con Mary”, “La máscara” y “La boda de mi mejor amigo”, decidió retirarse voluntariamente para dedicarle tiempo de calidad a su familia y concentrarse en proyectos personales, como su marca de vino llamada Avaline.

Cameron Diaz se define como “una bestia” defensora de la belleza

Cameron Diaz

Ya ha pasado casi una década desde que la actriz de 50 años se alejó del brillo, el glamour y los infinitos rumores que rodean a las celebridades de Hollywood.

Con este distanciamiento del mundo del espectáculo, la aclamada actriz también abandonó los estándares de belleza, dándose cuenta de la importancia de la estética natural. Así lo destacó en una entrevista con Michelle Visage, en su programa RuPaul´s Drag Race.

Tras su retiro de la industria cinematográfica apuesta por la belleza natural.

Cameron Diaz ha decidido sincerarse y comentar su postura sobre esta gran industria cinematográfica estadounidense, destacando que el encanto de Hollywood es “una trampa” de la que logró escapar después de su matrimonio con Benji Madden en 2015.

La actriz hizo énfasis en su experiencia relatando que tras su fama y éxito tuvo que soportar la misoginia en el mundo del espectáculo hollywoodense. Al respecto comentó:

“Durante los 90 y los años 2000 seguía habiendo mucha, mucha misoginia. Ese nivel de explotación de poderes era algo que se encontraba en toda la industria”.

La actriz afirmó que en más de una ocasión se sintió víctima y no podía dejar de juzgarse comparándose con todos los estándares de belleza que la rodeaban.

“Me sentí una víctima de toda la cosificación y explotación social a las que están sujetas las mujeres… Es difícil no mirarte a ti misma y juzgarte comparándote con otros estándares de belleza”.

En este sentido, la actriz no extraña a esta gran industria que es Hollywood, su retiro la ha llevado reflexionar sobre la belleza natural, lejos de los estereotipos y estándares de belleza que por tanto tiempo la persiguieron.

Cameron Diaz asegura haberse liberado y prejuicios y haberse aceptado tal y como es.

“Te preguntas, ¿por qué estoy aquí sentada siendo tan mala conmigo? Mi cuerpo es fuerte, es capaz. ¿Por qué voy a hablarle mal? ¿Por qué voy a tratarlo mal cuando me ha llevado tan lejos?”

Tras esta reflexión la actriz se ha comprometido con la belleza natural. Comenta que en los últimos años ha reflejado su esencia más natural y salvaje.

“¡Soy como un animal salvaje, como una bestia! sin preocuparse ni dar ninguna importancia a su aspecto: “literalmente, es lo último en lo que pienso en mi día a día”, indicó la actriz.

Cameron

De tal manera, aseguró que no realiza ninguna rutina de skin care ni de belleza, incluso destacó que todos los productos de cuidado personal valorados en miles de dólares están abandonados en una estantería.

No dedico nada de tiempo a mi aspecto. Nunca hago nada, ni siquiera me lavo la cara. Como mucho pienso en ello dos veces al mes, con suerte. ´Debería ponerme esto. Con una vez es suficiente, ¿verdad?´. No estoy en un momento ahora mismo en el que le dedique ninguna energía”.

Muchas famosas sufren presión social por su aspecto físico, o por seguir estándares de belleza, lo cual les llega afectar emocionalmente. Y aunque en pantalla lucen perfectas han demostrado, sin pena, que en la vida cotidiana son muy distintas.

Cada vez son más las celebridades que se niegan a replicar los estándares de belleza impuestos por la televisión  y la industria cinematográfica. Un aplauso para todas ellas.