Aunque no tiene brazos ni pies, cuida con mucho esmero a su madre de 105 años

El vínculo que existe entre madre e hija, es un lazo inquebrantable lleno de confianza, amor y fortaleza. Las madres tienden a dar todo por sus hijos, dedican sus días con entrega y compromiso a ofrecerles lo que necesiten. Como muestra de agradecimiento a su madre, una mujer de 75 años con discapacidad motora, la cuida y le brinda todo su apoyo. 

Cai Dongfeng, es una mujer discapacitada de 75 años, residenciada en una aldea de la ciudad de Meishan, China, quién a pesar de su dificultad motora, cuida a su madre de 105 años y se hace cargo de su casa con mucho detenimiento.

Cuando apenas tenía 10 años de edad, Cai, sufrió una grave enfermedad. Por no haber tomado los medicamentos adecuados en el tiempo correcto, sus pies y manos se hincharon y enrojecieron, causando que se llenaran de pus, la única solución médica para salvar su vida fue amputar sus extremidades. 

Algo muy impactante para una niña de 10 años, pero Dongfeng no paró, a pesar de lo sucedido continuó con su vida.

Debido a las amputaciones, Cai, tuvo que aprender a caminar sobre sus rodillas, una tarea que no fue sencilla para ella. Empezó a utilizar zapatos especiales que hizo a su medida, un calzado que normalmente tiene una durabilidad de tres a cuatro meses de uso. Hasta la fecha, Cai, ha usado aproximadamente más de 200 pares de zapatos.

Dos años después de las amputaciones, desafortunadamente, el padre de Cai falleció, dejando a la madre sola con tres niñas a cargo.

Entre las cuatro sobrellevaron la situación durante un largo tiempo, pero el gran apoyo de la madre era Cai, la hija mayor, quién tuvo que dejar sus estudios para estar a tiempo completo a disposición de su familia, cuidando a sus dos hermanas pequeñas y trabajando para cubrir los gastos del mes.

VER TAMBIÉN:  El corazón que compartían estas mellizas dejó de latir y la noticia conmueve las redes

Logró conseguir trabajo en la oficina administrativa de su pueblo de residencia, actividad que desempeñó durante 20 años, de igual manera, trabajó en el campo dirigiendo un molino y vendiendo palas y zapatos.

Desde el 2004, debido a la avanzada edad de la madre de Cai, la señora ha estado indispuesta a realizar cualquier tipo de actividad, obligando a Cai a estar a cargo de todo en su casa.

Para esta fuerte mujer, no ha habido nada que la detenga. Sin importar qué, ella siempre está al lado de su anciana madre prestándole todos los cuidados que ella necesita.

“No estaría aquí si no fuera por ella. Ella es mi madre, me dio la vida y me crió. No es realmente un gran problema cuidar de ella. ¿Quién puede cuidarla más que yo?”, expresó Cai.

Afortunadamente, ellas cuentan con varios subsidios especiales y con un seguro social, que las ayuda a sobrevivir a pesar de las dificultades y las precarias condiciones. La única preocupación de Cai, es su envejecimiento y la pérdida frecuente de temperamento de su madre.

Dongfeng, no ha querido ocupar a sus hermanas en el cuidado de su madre, alegando que se encuentran casadas y envejeciendo también. Debido a la dedicación que tuvo a su familia y a su discapacidad, Cai, se ha mantenido soltera.

La historia de esta extraordinaria mujer, ha estado tocando el corazón de muchos en las redes. Cai, fue bastante reservada cuando le preguntaron sobre el furor que ha causado su historia, expresando que ella realiza todo ese esfuerzo por el amor y el aprecio que le tiene a su madre.

Esta señora es una muestra de fortaleza y voluntad, dándonos el grandioso ejemplo de que cuando se quiere se puede. A pesar de su discapacidad, luchó junto a su familia para seguir adelante y nunca expresando desaires que la derribaran.

China.org

Recuerda, eres dueño de tu destino, así que lucha por lo que quieres sin importar cualquier obstáculo que tengas. ¡Comparte esta emotiva historia con tus amigos!

VER TAMBIÉN:  Diesel, la perrita policía caída que siempre será recordada como una auténtica heroína
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!