«Cada vez está peor» – Se opera 3 veces la nariz intentando reparar los daños de una cirugía

No podemos negar que cada vez son más los avances tecnológicos que permiten un abanico de posibilidades para aquellos que inconformes con su cuerpo deciden someterse a una cirugía estética.

Si bien los porcentajes de éxito cada vez son más elevados, también están aquellos casos que lejos de tener el resultado deseado, terminan con un problema mucho mayor, lo que hace que regresen al quirófano en repetidas ocasiones ya no por placer, sino para intentar mejorar su salud.

Anastasia antes de la cirugías, sin filtro y con poco maquillaje.

Este es el caso de Anastasia Balinskaya, una influencer rusa de 29 años de edad, que ha contado el terrible resultado de la operación que se realizó en la nariz.

Anastasia se ha sometido a varias cirugías estéticas, pero solo una de ellas la ha obligado a someterse a cirugías correctivas. Lo que empezó como una simple intervención para mejorar su apariencia se convirtió en un incómodo y doloroso problema de salud.

Tras la primera rinoplastia, Anastasia terminó con problemas que no han mejorado, no puede respirar bien y su nariz cada vez luce más desfigurada. A través de su cuenta de Instagram comentó:

“Durante cinco años ya he tenido tres operaciones en la nariz y con cada operación se empeora cada vez más. No estoy persiguiendo la belleza en este momento, solo quiero una nariz plana y respirable.

Después de la última operación, mis huesos se separaron del puente de mi nariz, es como si me hubieran golpeado en el ring.

Ayer fui al médico y descubrí que el implante artificial que se insertó en la punta de la nariz no calzó bien, el cuerpo lo rechaza, el cartílago se ha salido de una fosa nasal, hay un proceso inflamatorio, la nariz se está pudriendo”.

La joven está atravesando por un carrusel de emociones, ya no le importa lucir bien sino sentirse bien.

Ha hecho de su experiencia un ejemplo para concientizar sobre el uso de las cirugías estéticas, alega que después que estas bajo el bisturí del cirujano cualquier cosa puede pasar.

Insiste en que los jóvenes comprendan que no pueden ver las cirugías plásticas como la única opción para mejorar la autoestima. Al respecto destaca:

“Si eres una chica y estás leyendo este post, ¡te ruego que entiendas lo que antes no entendía! No puedes utilizar la cirugía plástica para aumentar tu autoestima. ¡Nunca lograras el resultado deseado! La cirugía plástica no aumentará su amor y respeto por sí mismo. ¡No estropees tu hermoso rostro como lo hice yo! Era joven, fue estúpido, me odio durante los últimos 5 años por este paso”.

El proceso que está atravesando la joven no es para nada sencillo, su mayor deseo es corregir su tabique dañado. Ojalá y encuentre una solución definitiva que acabe que su desdicha.

Su testimonio nos hace reflexionar sobre los riesgos que podemos enfrentar al querer el cuerpo ideal. Comparte este caso en tus redes y ayudamos a ser puente para concientizar sobre el uso de las cirugías estéticas.