Brooke, casada y madre de 3 niños, fue acusada por tener relaciones sexuales con menores de edad

Hay crímenes que nos dejan atónitos, algunas personas que parecen tener condiciones normales ocultan serios trastornos psicológicos que los motivan a cometer graves actos de violencia en los que atentan sin piedad contra la integridad de otro ser humano, incluso sin importarles que las consecuencias sean fatales.

Tal es el caso de Brooke Lajiness, una mujer de 38 años de edad, casada y madre de 2 niños, del  municipio de Lima, Michigan que fue condenada a 57 meses de cárcel después de confesar que cometió una abuso sexual con 2 adolescentes, de 14 y 15 años.

Esta mujer utilizó la red social Snapchat para seducir a los adolescentes el verano pasado con fotos desnuda tipo selfies. Admitió que mantuvo entre 8 y 15 relaciones sexuales con el adolescente de 14 años y sexo oral con el de 15 años.

Donald Pasternak, policía del estado de Michigan, comentó que la mayoría de los encuentros sexuales de esta mujer con los adolescentes se realizaron en su coche, en el asiento trasero mientras estaba estacionada en una calzada dentro del municipio.

Este agente policial, en su comparecencia en marzo testificó que comenzó a investigar a Brooke unas semanas antes cuando una de las madres de las víctimas presentó la queja en la comisaría.

El comportamiento del adolescente se había tornado un poco extraño y comenzó a preocupar mucho a su madre, ella sin dudar empezó a prestar más atención al día a día de su hijo y al percibir cosas muy raras decidió ir a la comisaría.

Brooke fue acusada de 13 cargos por conductas sexuales y criminales y sentenciada hasta 15 años de cárcel en una sala del condado de Washtenaw.

VER TAMBIÉN:  A este doctor lo sorprendió la emergencia más extraordinaria de su vida en una gasolinera

Cuando esta mujer tuvo la oportunidad de hablar en la corte antes de su sentencia manifestó que tenía el mayor arrepentimiento de su vida. Se lamentó por el dolor que le ha causado a su familia.

Expresó que ella cuidaba a sus hijos como a nadie y dijo sentirse atormentada porque no podrá atenderlos mientras cumple su condena.

Brooke manifestó estar agobiada por el miedo de perder a su familia. Reconoció que los últimos meses han sido insoportables al ver los efectos emocionales que esta situación ha causado a quienes viven a su alrededor.

¿Por qué no pensó en eso antes? ¿Qué pasaba por su mente cuando estaba acosando a unos adolescentes que bien podían ser sus hijos? Es realmente difícil entender los sentimientos de esta mujer, como madre y como esposa.

En más de una oportunidad ella manifestó públicamente el amor y admiración hacia su marido, David Lajiness. Así lo confirman algunas de las publicaciones en su cuenta de Facebook.

Este hombre no sólo la acompañó en la corte como una muestra de apoyo, sino que también le escribió una nota al fiscal adjunto del condado, John Vella, donde le dijo que las acciones de su esposa eran producto de su insomnio.

Sin embargo, la posición de este fiscal fue muy clara cuando expresó que nadie se atribuye la culpa sin merecerla y fueron sus actos los que la trajeron a la corte. Ella fue calificada como “un depredador”.

Ella fue la que eligió tener relaciones sexuales con los adolescentes. También admitió que no sólo acosaba a cada uno de adolescentes con fines inmorales, sino que también les proporcionaba material obsceno cuando le enviaba fotos desnudas de ella.

VER TAMBIÉN:  No dejes de ver estas 11 razones para leer los comentarios antes de comprar por Internet

El abogado defensor de Brooke dijo al juez que su cliente ha estado en tratamiento por algunos problemas de salud mental. Un experto señaló que no se trataba de “un depredador sexual”, agregó que si ella recibía ayuda las probabilidades de reincidir en actos como estos eran mínimas.

También quiso resaltar el hecho de que el segundo adolescente lo había conocido a través del primero, indicó que ella no estaba buscando víctimas.

“Tus acciones afectarán a mi hijo por el resto de su vida, tanto a nivel personal como en sus relaciones con los demás”, dijo una de las madres de las víctimas, quien manifestó en el tribunal que su hijo está en tratamiento con terapias por daños psicológicos y emocionales muy grandes.

Antes del juicio, ella había quedado libre tras el pago de una fianza de 50 mil dólares, bajo el cumplimiento de algunas condiciones como fueron no acercarse al perímetro de escuelas públicas, no ingerir alcohol, no consumir drogas y no hacer uso de las redes sociales.

Aunque los fiscales pidieron al juez que la sentencia de Brooke fuera la más severa según lo contemplado en las pautas estatales, de 98 meses a 15 años de prisión, el juez David Swartz decidió una pena más indulgente, de 57 meses a 15 años.

Dailymail

El juez consideró los problemas psicológicos presentados por su abogado defensor, la ausencia de antecedentes penales y su declaración de culpabilidad.

Comparte esta lamentable historia que deja en evidencia que estar alerta sobre el uso de las redes sociales debe ser una constante por parte de los padres de menores de edad.

VER TAMBIÉN:  La foto de una mujer con su marido en la playa se hace viral – "Él ama mis curvas"
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!