Desata una polémica al enfrentarse a la policía que lo multó por “hidratarse mientras conducía”

Distraerte mientras conduces puede ser realmente peligroso, en muchos países la vigilancia vial es extrema.

De eso se quejó un conductor australiano quien no salía de su asombro debido a la razón por la cual fue multado.

Brock Harris, un hombre, de 57 años de Beaudesert, al oeste de la Gold Coast, salió de una larga jornada de trabajo de doce horas e iba directo a su casa.

El hombre conducía a Beaudesert

Ese día, el clima estaba sumamente caluroso, al punto de que la temperatura llegó hasta 39 grados centígrados, y para colmo el aire acondicionado de su auto estaba dañado. 

Para calmar el intenso calor, el fatigado conductor tomó unos sorbos de una botella de agua potable, con la mala suerte de que fue avistado por un policía, y de inmediato lo interceptó. 

El sofocado hombre dijo que el uniformado lo detuvo cuando estaba llegando a la calle cerca de su casa, le dijo que era ilegal beber líquidos mientras conducía

Estaba molesto porque no podía entender la razón de no permitírsele tomar un poco de agua, y como si fuera poco, recibió una multa de 173 dólares.  

“Si es ilegal, pagaré la multa, pero no es compasivo multar a alguien en un día de 39 grados por tratar de mantenerse hidratado. El policía me dijo que no había nada que yo pudiera hacer y que estaba haciendo su trabajo, pero voy a impugnar la multa”, refutó el contrariado hombre. 

Sin embargo, la policía ha desestimado los reclamos, diciendo que nunca se emitió una multa a tal conductor. 

“Estamos al tanto de los comentarios que alegan que un conductor recibió un aviso de infracción de tráfico por beber de una botella de agua mientras conducía un automóvil”, dijo David Johnson, Superintendente de Policía de Queensland. 

Pero alegó que nada de eso estaba confirmado por las autoridades y estaban investigando. 

“Hasta la fecha, la policía no ha podido validar estas afirmaciones. Un oficial superior del Comando de Policía de Carreteras se comunicará con la persona involucrada para revisar el asunto”, agregó Johnson. 

También aclaró en cuáles condiciones se puede multar a una persona mientras toma agua u otro líquido mientras conduce.   

Conducir y beber cualquier líquido es un peligro por el factor de la distracción

“Hay muchas personas que consumen bebidas mientras conducen y lo hacen de manera segura. Para que podamos emitir una multa, tenemos que mirar las circunstancias para ver si las acciones del conductor están causando riesgos para sí mismos o para otros”, agregó el funcionario. 

La policía insistió en que ya habían conversado con el conductor y podían confirmar que el reclamo no tiene fundamento. 

Aprovecharon el incidente para recordar a las personas que deben tener cuidado con las distracciones mientras conducen. 

Es importante que los conductores den importancia al hecho de conducir, no solamente se pone en peligro su vida ante un descuido o negligencia, sino también la de gente inocente.  

Estar pendientes del teléfono móvil, de atender conversaciones con las personas que viajan en el auto, o cualquier otro descuido es letalmente peligroso para todos.  

Comparte esta insólita pero aleccionadora historia con todos tus amigos y conocidos. Y seamos conductores responsables siempre.  

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!