Comparte lo que hizo un bombero cuando vio a su hijo y descubrió que no podía hablar

Tegan McCall es un niño muy curioso y especial. Tegan no habla como el resto de las personas, pero sabe comunicarse sin problemas a través de lenguaje de señas. Debido a su condición Tegan no puede entablar una conversación verbalmente pero un simpático bombero de su ciudad lo sorprendió con un bonito gesto.

Tegan no puede hablar puesto que nació con parálisis cerebral.

Una noche varias de las personas que viven en el mismo edificio de la familia McCall se vieron muy preocupadas ya que diferentes alarmas de incendio comenzaron a sonar sin ninguna razón aparente. Decidieron que lo mejor sería llamar al Departamento de Bomberos de la ciudad para asegurarse de que no se tratara de nada grave.

Tegan viven en la ciudad de Manchester en New Hampshire, Estados Unidos.

Para el pequeño Tegan ver a los bomberos caminando por los pasillos del edificio con sus vistosos uniformes era algo muy curioso. Se mantuvo todo el tiempo observándolo todo desde la puerta de su casa con ganas de interactuar con ellos pero por su condición esto no resultaba nada sencillo y no lograba hacerse entender.

Tegan tiene nueve años de edad.

Por suerte, uno de los bomberos que se encontraba allí era el Teniente Mike Rheault. Mike creció con dos padres sordomudos así que desde que era un niño comprendía a la perfección el lenguaje de señas.

Cuando pasó por el lado de Tegan notó que el niño se concentraba y trataba de leer los labios de los bomberos para entender de qué hablaban así que no dudó en saludarlo.

Me miraba como si quisiera decirme algo pero no era verbal. Le dije en señas ‘Hey, ¿Cómo estás?’. Él me sonrió”.

El Teniente se acercó a la madre de Tegan para preguntarle si entendía lenguaje de señas y en cuanto le confirmaron que sí no dudó en tomarse unos minutos de su trabajo para entablar una corta pero simpática conversación con el niño.

“Me dijo que su nombre era Tegan y le dije que era un placer conocerlo”.

Antes de continuar con su trabajo el Teniente Mike decidió enseñarle a Tegan una palabra muy especial para que entendiera lo que estaba sucediendo: “Bombero”. Los ojos de pequeño brillaron de felicidad gracias a este lindo gesto.

Como recuerdo el teniente le regaló a Tegan un sombrero de Jefe de Bomberos.

Inspire More

Amy McCall, la madre de Tegan, capturó el momento en un vídeo y decidió compartirlo para agradecer el gran corazón de todo el Departamento de Bomberos.

“Me hizo llorar. Tegan quedó tan feliz. Hablen con ellos, hablen con todos los niños”.

El teniente Mike es un ejemplo para muchos. No solo es uno de los mejores en su trabajo sino que también se toma el tiempo para conocer y regalar una sonrisa a niños tan especiales como Tegan.

Un pequeño gesto hizo una gran diferencia para la vida de este pequeño, no te vayas sin compartirlo.