El bebé que nació del tamaño de una lata de Coca Cola sobrevive contra los peores pronósticos

Kathie Rhodes de Durham, England, se encontraba en su semana 19 de embarazo y se estaba realizando unos exámenes de rutina cuando los médicos le dieron una terrible noticia. La vida de su bebé estaba en peligro. Todo resultó un verdadero shock para Kathie, hasta entonces había llevado un embarazo completamente normal y saludable, pero ahora los médicos le informaban que su bebé había dejado de crecer.

“Esperen lo peor”.

Todavía los médicos no estaban completamente seguros de lo que sucedía pero decidieron que lo mejor sería preparar a Kathie y a su esposo en caso de que llegara a suceder lo peor.

Un día antes de nacer los médicos le dijeron a Kathie que considerara el aborto.

Sin embargo, Kathie decidió seguir con su embarazo. Los médicos no paraban de decirle que había muy pocas probabilidades de que lograra nacer con vida, pero los padres estaban completamente decididos a luchar por el pequeño Taylor.

Era muy duro escuchar todo el tiempo que no lograría nacer, incluso cuando nació nos decían que no era seguro que lográramos llevarlo a casa”.

Poco después, Kathie fue ingresada al hospital por una pre–eclampsia. Las pruebas demostraron que el bebé tenía líquido alrededor de su corazón así que decidieron hacer una cesárea de emergencia. Theo Taylor nació después de pasar tan solo 26 semanas de gestación el vientre de su madre. Nació del tamaño de una pequeña lata de Coca Cola y pesaba tan sólo 350 gramos.

Era más pequeño que mi mano y mucho más pequeño de lo que los doctores se esperaban”.

Sus padres sólo tuvieron unos segundos para tocar la mano de su bebé y luego lo trasladaron a una máquina para que lograra respirar con asistencia. Ha sido un duro trayecto para el pequeño Theo. Cuando cumplió 7 semanas alcanzó a pesar 3 kilos y finalmente lo trasladaron a su casa el 7 de julio cuando pesaba 7 kilos y medio.

VER TAMBIÉN:  Detrás de la foto de este perrito hay una ilusión óptica que está causando revuelo en Internet

Todas las pruebas indican que Theo logrará crecer completamente saludable.

Desde entonces todo parece mejorar y el pequeño Theo no para de sorprender a todos los médicos. Los bebés que nacen pesando 400 gramos sólo tienen una probabilidad de un 25% de sobrevivir. Además, se espera que solo un 7% de ellos logre crecer sin daño cerebral.

Theo es el bebé más pequeño de que haya nacido jamás en Reino Unido.

Mirror

No cabe duda de que todo el amor que sus padres le brindaron ayudaron a este pequeño luchador a lograr sobrevivir en contra de tantas adversidades.

Te invitamos a compartir esta historia que demuestra la importancia de nunca rendirse.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!