El impactante refugio improvisado donde vivía una bebé de 9 meses con sus padres antes de morir

Una dolorosa tragedia ha golpeado a los moradores de Gold Coast, una playa en la zona este de Australia. La desgarradora historia de una familia que no tenía donde vivir, terminó con la injusta muerte de su bebé de 9 meses. 

El cuerpo sin vida de la pequeña fue encontrado en las inmediaciones del resort Surfers Paradise el lunes por la mañana.

Los padres de la menor, junto a su otro hijo de 2 años, habían decidido guarecerse bajo unas maderas que les servía de protección mientras trataban de solucionar su crítica situación.

Las horribles condiciones de vida de la familia se dieron a conocer un día después de que los servicios de emergencia hayan sido contactados sin poder hacer nada por salvar a la pequeña.

Las autoridades encontraron una choza hecha de madera muerta y ramitas, a pocos metros de las olas. Ese era el hogar de la niña, su hermano de dos años, su papá de 48 años y su mamá de 23.

A medida que la policía continúa buscando respuestas sobre cómo murió la pequeña que fue encontrada en la arena inconsciente, los vecinos relataron que previamente ya habían informado a las autoridades sobre las indignantes condiciones de vida de la familia, pero increíblemente nadie había hecho nada al respecto.

El reverendo Brooks, que sabía de la historia de la familia, dijo que la situación que ellos vivían era lo peor por lo que unos padres pueden atravesar. Pero al mismo tiempo, confesó que les había perdido la pista los últimos meses, por lo que desconocía que estuvieran viviendo bajo una choza. Aseguró que sabía que “se refugiaban en los baños y bajo los puentes”.

VER TAMBIÉN:  700 compañeros evitan que pierda su empleo mientras atiende a su hijo de 4 años con leucemia

Reveló que se habían mudado desde el sur del país y que les habían brindado ayuda de diferentes organizaciones, consiguiéndoles al menos una comida diaria para todos.

Un morador del lugar, por su parte dijo que a menudo escuchaba a la bebé “llorar en la noche”, mientras pasaba junto a la choza.

Muchos testigos corroboraron haber informado a la policía de la situación de la familia, sin obtener respuesta.

“Es invierno y las dunas se congelan cada vez que se pone el sol. Pensé que eso no sería nada aconsejable para para un bebé”, dijo otra vecina.

Otra persona dijo que si las autoridades hubieran cumplido con su responsabilidad, la bebé seguiría viva.

Sin embargo, la policía lo único que ha hecho es levantar una invstigación y detener a los padres, pero no han levantado cargos contra ellos.

El pequeño de 2 años fue reubicado por las autoridades y está por el momento bajo custodia en un centro de menores.

Los informes revelaron que los paramédicos se presentaron en la escena y tras intentar desesperadamente revivir a la pequeña, finalmente la declararon muerta, pero la policía considera que la causa de la muerte no fue “natural”.

Otros informes revelaron que la pequeña habría estado en el agua antes de ser encontrada sin vida en la arena, pero que no se encontraron lesiones de ningún tipo.

Los moradores consternados dejaron flores junto a la choza, todos estaban devastados.

Además dejaron un estremecedor mensaje junto a una manta:

“Hermosa pequeña niña, aquí tienes una manta de todos las madres y abuelas australianas que desearían mantenerte segura y caliente.  Descansa en paz, querida XX”.

Daily Mail

Son las muestras de solidaridad que la familia habría agradecido cuando su bebé estaba con vida. Ahora, tristemente son solo palabras que se las lleva el viento. Que este caso sea una lección para valorar lo que tenemos y tender una mano al necesitado, incluso sacarse el alimento de la boca habrá valido la pena, si es que de eso depende la vida de una bebé con todo el futuro por delante.

VER TAMBIÉN:  La emotiva historia de Richard, el joven de 21 años que se quedó solo con su pequeña hija

Comparte esta impactante noticia con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!