El insólito caso de una mujer que queda embarazada 3 veces en la misma semana

Beata Bienias es una mujer de 36 años, que logró una hazaña que parecía imposible: quedó embarazada de un bebé a través de fecundación in vitro solo unos días después de concebir un bebé de forma natural.

La madre, de Corsham, Wiltshire, estaba en un programa de fertilidad a través de la fecundación in vitro en el que le recomendaron bajar de peso para aumentar sus posibilidades de ser madre, finalmente quedó embarazada, pero sin saberlo había concebido gemelos naturalmente.

Los médicos expertos en fertilidad describieron el fenómeno como algo extraño y “casi imposible”.

Cuando sucedió el milagro de su embarazo, Beata estaba perdiendo la esperanza de convertirse en madre por sus problemas de salud asociados al sobrepeso a sus ovarios poliquísticos.

En medio de su desanimo fue sorprendida por la mejor de las noticias: había dado resultados la transferencia de embriones y también había quedado embarazada días antes de someterse al tratamiento el 02 de mayo del año pasado.

Las gemelas Matylda y Borys nacieron a través de una cesárea en el hospital Royal United el pasado 13 de siempre a las 34 semanas de gestación junto a la pequeña Amelia.

Beata y su esposo Pawel de 40 años, tras ocho años de matrimonio, pasaron de estar a punto de perder la ilusión de formar una familia a convertirse en padres de tres niñas.

“Fue el mayor milagro, nunca pensé que algo tan increíble pudiera pasarme. Pasé muchos días pensando que tal vez era la persona que nunca tendría un bebé”, dijo la feliz madre.

“Nunca, nunca pensé que habría tres bebés allí. Todavía no puedo creerlo cuando los miro a los tres, estoy tan feliz”, comentó.

Emma Cannon es una experta en fertilidad que trabajó durante 25 años en esa área y fundó la clínica Emma Cannon en Chelsea, en Londres, se mostró sorprendida ante este caso tan insólito.

“En mis 25 años como especialista en fertilidad solo he conocido uno o dos escenarios en los que las mujeres han quedado embarazadas mientras se someten a un tratamiento de fecundación in vitro”, declaró la doctora.

“Pero esto sucedió antes de que se produjera la transferencia de embriones, lo común es que sea al revés y al conocer el embarazo natural decidan interrumpir el ciclo de fecundación in vitro”, agregó la experta.

“Sé que hay muchas cosas que no comprendemos y que los milagros ocurren, le deseo todo lo mejor a Beata con sus tres pequeños milagros”, finalizó.

Los estudios comprobaron que Amelia fue concebida antes que los gemelos, en la clínica de fertilidad establecen que la pareja no debe tener relaciones sexuales durante los cuatro días anteriores a la recolección de óvulos porque las hormonas hacen que se fertilicen más óvulos de lo normal.

Beata describe su embarazo como una etapa brillante y feliz. “Estaba preocupada al principio, sobre todo cuando escuché que tendría tres bebés, pero nada era un problema. Realmente disfruté todo muchísimo”.

Sus trillizos están bien y creciendo muy rápido. “Los alimento cada tres horas y salgo a pesar con ellos todos los días, mi esposo está completamente orgulloso de sus tres bebés y los abraza cada día al llegar del trabajo”, dijo Beata.

Daily Mail

“No tenía idea de qué esperar sobre convertirme en madre de repente. Pero estoy tan feliz”, finalizó. Su testimonio ha inspirado a muchas familias, es una historia que nos recuerda que hay que mantener la fe y la esperanza, compártela.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!