Bayezid tiene 4 años pero parece de 80, es el Benjamin Button de la vida real

Al mundo entero le fascinó la película del misterioso caso de Benjamin Button, lo que muchos no saben es que de una manera menos pintoresca y romántica, esta trágica enfermedad realmente sí existe.

Este es el caso de Bayezid Hossain un increíble niño de 4 años de edad que padece de Progeria.

La progeria es una rara enfermedad genética que se presenta en uno de cada 7 millones de niños y causa envejecimiento prematuro. Los niños con esta condición se ven envejecidos.

Bayezid tiene 4 años y su carita es la de un hombre de 80 años.

Este increíble “niño anciano” vive en Magura al sur de Bangladesh con Tripti Khatun -su madre de 18 años- y Lovelu Hossain, su padre de 22 años. Ambos progenitores lo aman y están orgullosos de él por su gran inteligencia en comparación a niños de otras edades.

Esta gran inteligencia ha sido desarrollada en casa ya que Bayezid no va a la escuela.

Cuando era muy pequeño, la gente de la villa y los otros niños tenían miedo de acercarse. Incluso cuando su padre les explicaba que Bayazid es un niño de personalidad muy amorosa, la misma se observa en la relación con su primo, de trato cariñoso y divertido.

Al pasar el tiempo los habitantes de la villa se fueron acostumbrando y ahora es apodado: “el viejito”.

Cuando Bayezid nació en el 2012 su madre estaba sorprendida y aterrorizada ya que el aspecto físico del bebé según sus propias palabras era de un “alien” y los médicos no sabían darle respuesta respecto a lo que pasaba con su bebé. Con el tiempo llegó el diagnóstico que les partió el corazón.

Desde que es un bebé saben que su hijo sufre de Progeria una rara enfermedad donde la mayoría de afectados no sobrevive los 13 años.

Bayezid entiende su condición pero no le gusta hablar de ella y como cualquier niño de 4 años que se siente perdido cuando no entiende algo ¡llora como un bebé! aunque su carita sea la de un viejo de 80 años.

Lo que llena de lágrimas los ojos de su madre es que no quiere ver a su hijo sufrir con todos los malestares que tiene una persona mayor.

Los médicos de su villa no pueden hacer nada por él y el único sitio que podría ayudarlos es
el Dhaka Medical College Hospital o Bangabandhu Sheikh Mujib Medical University ubicado en Dhaka.

Pero para una familia de limitados recursos en un país tercermundista ya de por sí es difícil mantener la salud,y más cuando hay condiciones especiales.

Ntd

Lovelu trabaja de obrero y gran parte de lo que gana lo destina a tratamientos, santuarios y todo lo que pueda para ayudar a su hijo de 4 años de vida.

Su condición de salud no ha cambiado y cada vez empeora más. Él entiende que la enfermedad de su hijo no tiene cura, pero sabe que por la falta de recursos quizá su pequeño no esté recibiendo el mejor cuidado que podría tener, y se aferra sólo a creer que un milagro podría ayudar a Bayezid.

Comparte esta increíble y conmovedora historia con todos tus amigos haciendo eco quizá alguien pueda ayudar al pequeño Bayezid y su familia