La Corte Suprema ordena el arresto de la militar que pidió permiso para amamantar a su bebé

Para Carmen Quinteros Giménez, una teniente de fragata de 33 años, la vida no le ha sido nada fácil. Especialmente por el hecho de ser mujer y tener que luchar por sus derechos en un ambiente laboral eminentemente machista.

Pero a pesar de todo, esta valiente mujer se centró en ser la mejor profesional, siempre destacándose en todo y manteniendo una conducta intachable.

Carmen Quinteros es originaria de Paraguay y ahora se enfrenta a la justicia por la más injusta de las razones

Después de que regresara de su baja de maternidad hace 3 años, Carmen pidió que la exoneraran de las guardias de 24 horas cada tres días que le exigían, con el fin de poder amamantar a su bebé. Pero tristemente, su pedido fue rechazado de inmediato por sus superiores y la Justicia Militar.

Ante la negativa, acostumbrada a nunca dejarse vencer y contentarse con un no por respuesta, decidió acudir a la Justicia Civil para hacer cumplir sus derechos.

Pero el reclamo le costó un sumario por “calumnia y faltas contra la disciplina militar”

Y la semana pasada finalmente la Corte Suprema de Paraguay ratificó el fallo que la Corte Suprema de Justicia Militar había dictado en 2017.

Se enfrenta a una condena de 45 días de prisión por “faltas disciplinarias”, que podrá cumplirla bajo arresto domiciliario

Su caso movilizó a grupos feministas en 2017, después de que los militares emprendieran una campaña mediática para inculparla de haber divulgado calumnias en contra de la institución, tratando de enviarla tras las rejas en ese momento.

Pero lo cierto es que la Convención sobre los Derechos del Niño, la Constitución paraguaya y la ley de lactancia materna de 2015 le daban la razón a Quinteros. Sin embargo, los estatutos militares de 1997, establece que los permisos de maternidad están en manos del comandante, una ley en la que la palabra mujer no aparece ni una vez.

“Los comandantes tenían la facultad de conceder esos permisos. Ninguno accedió. Pero el niño no deja de ser niño porque su mamá sea militar”, dijo por su parte la fiscal de la Niñez de Asunción, Monaliza Muñoz.

Ahora Carmen deberá acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en vista de que su caso no tiene esperanza ante las autoridades militares ni civiles.

“El Ministerio de la Mujer manifiesta su preocupación frente a las medidas tomadas en contra de la Teniente Coronel Carmen Quinteros teniendo en cuenta que la lactancia materna es un derecho tanto de los niños y niñas como de la madre, la que deberá otorgarse en condiciones”, dijo por su parte Nilda Romero, la ministra de la Mujer.

Diversas muestras de solidaridad en las redes y por parte de representantes y partidos políticos se han hecho públicas, mientras Carmen guarda la esperanza de que se haga justicia y su valiente lucha sea asiente precedente en la historia de su país.

LV

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, por su parte, dijo que no puede “ir contra la ley”, tras recibir peticiones para que intercediera en calidad de Comandante de las Fuerzas Armadas.

¿Qué opinas de este polémico caso que ha desatado la indignación de muchas mujeres? Compártelo en tus redes.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!