Aparece en su humilde casa 27 años después de haberse ido «para ser alguien en la vida»

Aunque, desde muy pequeñitos nos enseñan que hay que estudiar y sacar buenas calificaciones, esto no siempre es una tarea sencilla, son muchos los elementos que parecen estar en contra. En algunos casos, son los problemas económicos y de segregación los que afectan el aprendizaje.

Una estudiante africana de nombre Mal Biel Tutdeal nos contó su increíble historia de superación y éxito personal, una que se ha ganado el corazón y ha emocionado hasta las lágrimas a miles de usuarios de las redes sociales. Es originaria de la República del Sudán​, uno de los cincuenta y cuatro países que conforman el continente africano.

En el año de 1992, la joven se mudó desde su país natal hasta la ciudad de Gambela, en Etiopía. Contaba para ese momento con tan solo 7 añitos de edad, atrás dejó a su abuelo y a su padre, ambos trabajadores del campo.

Mal anhelaba progresar y ser alguien en la vida, para ella y para su familia. Pero nunca olvidó a los suyos ni a su hogar, siempre vivió con el sueño de regresar a casa convertida en toda una profesional.

Y ahora, resulta que ha encontrado el momento perfecto, una vez que se graduó con honores en la universidad, no podía esperar a ver la cara de su amado abuelo, quien tuvo el penoso deber de sepultar a su hijo y padre de Mal hace algunos años, cuando le mostrara su flamante título.

Llegado el momento del reencuentro, la mujer, que hoy cuenta con 34 años de edad, no pudo ocultar su emoción al ver el rostro orgulloso de su querido viejito. Según dijo, pocas cosas en la vida la han hecho sentir tan satisfecha y feliz.

“¡No tengo que decir todo lo que estaba sintiendo, porque se puede ver en su rostro y en todo su ser toda su alegría!”, aseguró la recién graduada.

Y es que, realmente la mirada del anciano denotaba un gran júbilo, no exento de sorpresa y admiración por su nieta amada. Sus labios se abrieron en una amplia sonrisa y las lágrimas de emoción comenzaron a manar de sus ojos arrugados por la experiencia.

Esta imagen no solo quedó en el recuerdo de ambos, sino que también llenó de alegría los corazones de los espectadores. Asimismo, Mal Biel también mostró la humilde casa en la que vivió su infancia, como una forma de dar a conocer su verdadero origen y los obstáculos que debió superar.

“¡Soy el sueño más salvaje de mis antepasados!”, afirmó Mal, refiriéndose a todas las conquistas que tuvo, a pesar de los obstáculos que tuvo que enfrentar su familia.

Sin embargo, como hemos podido observar, todas estas dificultades se pueden superar si tenemos motivación. Mal lo sabe muy bien. La Motivación, en mayúsculas, del verbo del latin movere, quiere decir ponerse en marcha. Y es que, es eso lo que necesitamos para vencer cualquier tipo de dificultad.

Si nos dejamos vencer por los impedimentos nos paramos, no hacemos, dejamos pasar las oportunidades y veremos cómo los demás nos superan. Motivación es la clave. Comparte esta historia de resiliencia y fe en uno mismo con tus familiares y amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!