Un hombre sin hogar busca trabajo con un conmovedor anuncio para poder darle sentido a su vida

Conseguir un trabajo y personas dispuestas a confiar en alguien sin hogar es algo sumamente difícil. Anthony Jhonson sentía que su vida había tocado a fondo y que lo había perdido todo, pero no estaba dispuesto a rendirse. Anthony vive en la calle luchando día a día por el sustento y por mantenerse abrigado.

Actualmente Anthony tiene 37 años de edad.

En muchas ocasiones intentó buscar trabajo para conseguir una vida mucho más estable pero no encontraba a nadie dispuesto a confiar en él. Decidió escribir un aviso con su puño y letra explicando su situación y lo colgó a pocos metros de su tienda de dormir.

“Se busca trabajo. Puedo hacer los primeros días gratis para que vean cómo trabajo. No consumo sustancias estupefacientes ni alcohol”.

Anthony confía en sí mismo y está dispuesto a realizar cualquier trabajo para poder tener un horario y llevar una vida mucho más normal. A pesar de que no tiene estudios ni mucha experiencia está dispuesto a aprender y a dar lo mejor de sí.

“Puedo pasear perros, limpiar ventanas, hacer las compras, jardinería, cuidar autos, lavar, arreglar casas, cocinar. Puedo hacer cualquier cosa para ganar un salario y encontrarle sentido a la vida. Ayuda a cambiar una vida”.

En sus palabras se nota lo ansioso que se encuentra por un nuevo comienzo y una joven que se topó con el conmovedor anuncio, Charlotte Howard, supo que tenía que hacer algo para ayudarlo.

Tomó una fotografía al aviso de Anthony y lo publicó en las redes. Su historia no tardó en hacerse viral y lo mejor de todo fue que llegó a los ojos de alguien dispuesto a contratar a Jhonson.

Anthony llevaba diez años sin tener un hogar.

Nelson Smith, un paisajista, le ofreció un trabajo como jardinero. Anthony no lo pensó dos veces y comenzó a trabajar de inmediato. Charlotte, por su parte, estaba dispuesta a ir más allá por ayudar a su nuevo amigo así que comenzó a arreglar una caravana para que pudiera dormir un poco más seguro.

“Cuando le expliqué que un amigo y yo le estábamos arreglando una caravana no podía parar de sonreír. Me dijo que se sorprendió mucho con mi edad porque la gente tan joven no solía tratarlo muy bien”.

Metro

Ahora Anthony trabaja como jardinero y ayuda a mantener la caravana. Gracias a la ayuda que Charlotte le brindó su vida dio un enorme giro y se encuentra completamente agradecido y abrumado ante tantos cambios positivos.

No te vayas sin compartir esta bonita historia para recordar que todos merecemos una segunda oportunidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!