«Antes me daba vergüenza»- Presenta su trabajo de grado con su uniforme de barrendero

El trabajo nunca deshonra, al contrario, siempre será motivo de dignidad. Y si de dignidad y orgullo se trata hay que hablar expresamente de Ednilson de Pontes Silva, un hombre de 31 años que decidió defender su tesis de grado luciendo su uniforme de trabajo.

Ednilson sí que ha sabido cómo quebrar algunas reglas como el uso de cierta vestimenta en esos días importantes. 

Pero el asunto no podía ser diferente, considerando el título que llevaba su propia tesis de grado: “Desigualdad laboral y social en los tiempos contemporáneos: reflexiones sobre la invisibilidad de los agentes de limpieza públicos”.

Este era el tema de investigación que de Pontes abordó en su tesis para optar al certificado de historiador en la Universidad Estatal de Paraíba en la ciudad de Guabira.

El tema por sí sólo era bastante rico pero al presentarse con el uniforme que usa para barrer las calles le dio un sesgo emblemático e innovador al momento.

“Antes estaba avergonzado de mi trabajo, hoy estoy orgulloso. Cuando ingresé a la universidad, pasé un par de períodos sin decir cuál era mi profesión, pero después me di cuenta de que no había nada de malo en ser un barrendero y que debería estar orgulloso de desempeñar un papel importante y honesto”, comentó Ednilson.

La idea de presentar su trabajo de grado con su uniforme tenía una razón especial, el padre de Ednilson también es barrendero.

El Sr. Miguel Martins da Silva tiene 60 años y con su humilde sueldo logró sacar a su hijo adelante, así que Ednilson quiso rendirle honor en ese día importante para ambos.

El casi historiador ingresó a la Universidad en el 2013 y le dio una gran alegría a su familia.

Edilson se siente muy orgulloso de sus raíces, así como de todo lo que ha logrado y esto le motivó a elegir su tema de investigación.

“Decidí hablar sobre este tema porque sentí cuán socialmente discriminados somos. Investigué sobre el tema y encontré a un solo erudito que investigó sobre eso, así que opté por mostrar la realidad de estos hombres tan trabajadores e importantes», dijo Ednilson.

A punto de ser un profesional, este hombre no pretende ocultar jamás cuál es su verdadera identidad.

¿Si los oficiales, médicos y bomberos pueden exhibir con orgullo su uniforme por qué no hacer lo mismo siendo un barrendero?

Definitivamente, Ednilson tiene toda la razón y nos contenta saber que con su acto reivindica a tantos trabajadores honrados que hacen un excelente trabajo por todos en nuestras ciudades.

Este hombre es un verdadero ejemplo, comparte su historia y que los demás vean que no existe motivo de vergüenza si sabes que haces lo correcto ¡Bravo Ednilson!