Ana Julia en su segunda carta: Quemaron al muñeco con mi rostro, son más monstruos que yo

La periodista de Telecinco, Ana Rosa Quintana, compartió el contenido de la primera carta que Ana Julia Quezada le envió desde la prisión, donde explica los acontecimientos en torno al asesinato del pequeño Gabriel Cruz.

Una carta en la que pide disculpas a la familia y a todos los que ha causado daños con sus actos, incluyendo a su hija, pero en la que mantiene su versión de que fue un accidente, y que no tuvo el valor suficiente para comunicárselo a su entonces pareja, Ángel Cruz, el padre del niño asesinado.

Pero una segunda misiva enviada fue leída en el programa de Ana Rosa, donde la asesina confesa manifiesta su indignación frente a las supuestas mentiras vertidas sobre ella en los medios, así como el trato inhumano al que fue sujeta tanto por parte de los agentes de la Guardia Civil, como por la sociedad civil y la Policía. Alega que un familiar de Ángel Cruz pertenece a esa institución, y por tal motivo habría recibido el peor de los tratos.

Además, reprocha rotundamente el acto por el cual incendiaron un muñeco que la representaba, renegando del brutal racismo que todavía se experimenta en estos días en España, acto que los mismos padres de Gabriel tampoco aplaudieron.

Este es el contenido íntegro de la segunda misiva de Ana Julia:

Hola Ana Rosa otra vez. Impresionante las imágenes que he visto hoy. Subo del patio y como siempre pongo las noticias y en Tele5 sale que el juez tiene nuevas noticias sobre la muerte de Gabriel, vale. Lo que dicen coincide con mi declaración, pero lo que no veo normal son otras imágenes donde sacan una muñeca de plástico negra, la ponen en una plaza y la queman como si me quemaran a mí.

Lo mío con Gabriel lo dije y siempre lo diré, fue un accidente. No soy más monstruo que esas personas y lo hice por un accidente. Ellos lo hacían queriendo, son más monstruo que yo. Al escribir esta carta me tiemblan las manos. así que discuplas, cuando hay gente de color blanco que cometen esos crímenes nunca he visto tantas barbaridades. Eso se llama racismo y xenofobia.

Soy negra, cometí un delito sin querer, lo único que pido es que se me juzgue y se me trate como se me tiene que tratar en mi situación. Dicen que el fiscal va a investigar si se trata de racismo. Por Dios! Si ya cuando me detuvieron en el coche que me metieron las dos chicas que se montaron conmigo, esas mismas me querían matar con las esposas por detrás y diciéndome una “ahora mismo te mataba, zorra. Te dejaba en una plaza para que te mataran, hija de puta. A ver si con un poco de suerte te matan en la cárcel”.

TC

En el calabozo fue un infierno. No sé si sabéis que la familia de Ángel es Guardia Civil, con esto os puedo decir cómo me trataron. A mí me han tratado muy mal ciertas personas en el calabozo y en más sitios. Por eso cuando llegué a prisión me pareció el cielo, os podéis hacer una idea. Incluso fueron a ver a mi familia a la República Dominicana y mi pobre madre sufre del corazón. Y eso no está bien! Estoy con antidepresivos y pastillas para comer y dormir. Que no hay racismo en España? Ahora lo pongo en duda, menos mal que aquí en la prisión me siento bien y me tratan como es debido porque son profesionales. Un saludo,

Ana Julia Quezada Cruz

¿Qué te parece el argumento de Ana Julia para defender su postura según la cual “los quemaron el muñeco que la representaba son más monstruos que ella”? Déjanos saber tu opinión y compártelo en tus redes.

VER TAMBIÉN:  El polémico caso de Ana Aranha, la mujer que se convirtió en madre y abuela al mismo tiempo
¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!