«Algún día será la última vez”– El mensaje de una madre cansada de consolar el llanto de su hijo

Cuando una mujer se convierte en madre su vida cambia para siempre. Una vez que nace el bebé requiere de tanto amor y atención que poco a poco parece que ya no tienen tiempo para sí mismas.

Los primeros años del pequeño son los más agotadores, los padres prácticamente sacrifican por completo sus horas de sueño. Esto es algo a lo que muchos se refieren como la lucha de las 3:00 am.

“En esos momentos no existe nada más que tú y tu bebé. Dos personas que se aman más que nada en este mundo”.

Alyssa, la autora del blog The Sparky Life, dedicó unas palabras a este curioso fenómeno con el que tantas madres pueden identificarse. Pasar muchas horas sin dormir es realmente complicado. En el posparto siguen teniendo lugar muchos cambios hormonales así que el descanso se vuelve fundamental para lograr una buena recuperación.

“De pronto, empiezas a llorar. Porque sabes que estos días están contados. Te sientes mal por haber pensado en querer que todo pase rápido”.

Sin embargo, las horas del sueño de los bebés son algo inestables y si una madre logra dormir durante un par de horas seguidas puede considerarse todo un milagro. Puede ser normal que muchas deseen pasar esta agotadora etapa lo más pronto posible.

Alyssa reflexionó y descubrió que en medio de estas horas de madrugada tan difíciles se logra hacer una maravillosa conexión con los bebés.

“En unos años será un adolescente que sólo quiere que salgas de la habitación. Algún día será la última noche en que tengas que acudir a las 3:00 am y no sabrás que es la última noche”.

Todo comienza poco después de la media noche, cuando muchas mujeres se aferran cómodamente a sus almohadas. De pronto, el llanto del bebé retumba por toda la casa y en la mayoría de los casos los padres siguen durmiendo profundamente.

“Estás muy cansada. Tienes una reunión de trabajo al día siguiente pero el deber te llama. Caminas hasta el cuarto de tu bebé y lo encuentras en la cuna esperando por ti”.

En ese momento, Alyssa recuerda que un simple abrazo a su bebé parece cambiarlo todo. De pronto, quiere que esos difíciles momentos duren para siempre.

Su pequeño se calma de inmediato en cuanto ella comienza a mecerlo de un lado para otro. Su manito se aferra a ella tan dulcemente que se convierte en un momento muy especial.

“Todo cambia cuando siento su olor. Los bebés huelen a una mezcla de caramelos y pan recién horneado. ¿Cómo podemos resistirnos?”.

La lucha de las 3:00 am es verdaderamente difícil y cuando está sucediendo parece que nunca se acabará. Sin embargo, los bebés crecen tan rápido que debemos aprovechar al máximo cada etapa para poder conocerlos, abrazarlos y darles tanto amor como sea posible.

Alyssa vive en la ciudad de Nueva York con su familia.

Las hermosas palabras de Alyssa conmovieron a personas de todo el mundo. Es un hermoso recordatorio de que no hay nada mejor que abrazar a tu bebé y ayudarlo cuando más lo necesita.

No te vayas sin compartir estas hermosas palabras. Cada etapa, como la lucha de las madrugadas, tiene un lado maravilloso y especial.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!