Nadie quería tatuarla para borrar las marcas de su amargo pasado, pero el destino la sorprendió

Aoife Lovett es una joven irlandesa de 19 años que había pasado gran parte de su vida padeciendo una enfermedad mental que la hacía lastimarse a sí misma, esta pobre joven se autolesionaba constantemente.

Con el paso de los años ella ha ido superando su enfermedad y aprendiendo a lidiar con ella evitando repetir errores del pasado. Sin embargo, las cicatrices en su piel le traían malos recuerdos que le gustaría olvidar.

Debido a estas cicatrices Aoife decidió que un hermoso tatuaje le ayudaría a cubrir esas feas marcas y a seguir adelante con su vida, así colocaría un hermoso diseño que podría mostrar a todos en esa parte de su cuerpo que antes agredía.

Pero las cosas no fueron tan fáciles para esta joven pues la mayoría de tatuadores se negaban a tatuar la piel cortada de la chica, todos los artistas con los que habló se negaron a tratar una piel con tantas cicatrices, pero las cosas no podían simplemente quedar así.

La madre de esta valiente joven decidió ponerse en contacto con un proyecto llamado Scars Behind Beauty, este proyecto le pertenece a Ryan Kelly y tiene como objetivo cubrir con hermosos tatuajes cicatrices de autolesiones para así dejar atrás el pasado y vivir una vida más feliz y diferente.

Es muy difícil cuando llevas un par de años libre de hacerlo y todos los días recuerdas constantemente lo que hiciste”, dijo Aoife. “Te trae recuerdos de cómo te sentiste entonces. Hay mucha vergüenza y culpabilidad, especialmente cuando estás con tu familia”.

La hermosa iniciativa de este joven podría cambiarles la vida a muchas personas y no a solo ellos, sino a familias completas.

VER TAMBIÉN:  Un heroico perro tailandés salva a una bebé prematura que fue abandonada en el basurero

Para Ryan esto es lo mínimo que él puede hacer por estas personas que han sufrido tanto.

Su hermoso proyecto empezó el pasado febrero después de que Ryan se reuniera aleatoriamente con una chica que quería hacerse un tatuaje, para la sorpresa de este joven artista la chica a quien tatuaría tenía una historia muy parecida a la de Aoife.

Tras escuchar su historia, se dio cuenta de que él estaba ahí no para juzgarla sino para ayudarla, por lo que empezó con todo esto.

Este proyecto está destinado a ayudar a muchísimas personas que hayan tenido que sufrir este tipo de cosas. “Es poner algo bello sobre algo feo”, dice Aoife elogiando el hermoso trabajo de Ryan.

A pesar de que Aoife fue rechazada por muchísimos otros tatuadores antes de llegar a Ryan, ni ella ni él juzgan a los otros artistas, según palabras de Ryan:

Es un poco comprensible pues quieres que tus obras sean las mejores y estas quedan mejor sobre la piel plana”.

Bored Panda / Independent

Sin embargo, este joven solo quiere ayudar y con esta iniciativa espera mejorar la vida de muchos para seguir poniendo algo hermoso sobre un amargo recuerdo.

No te vayas sin compartir esta inspiradora historia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!