Agradecen el apoyo recibido cuando su bebé estuvo a punto de morir por su rara condición

No hay nada más importante para una madre que ver a sus hijos completamente sanos y alejados del peligro, esto hace que muchas estén alerta durante la etapa del embarazo, ansiosas que todo marche con normalidad.

Sin embargo, hay situaciones que no se pueden controlar y de un momento a otro las cosas pueden cambiar drásticamente.

Esta pequeña tiene por nombre Paisley Coruson.

Melissa y Chris de Douglasville son los padres de un pequeño angelito que nació con trastorno esquelético severo llamado displasia tanatófórica (TD). Juntos debieron enfrentar esta noticia cuando Melissa estaba embarazada de 20 semanas.

La pareja es de Georgia.

Los médicos le informaron que se trataba de una extraña mutación genética, ante esto, los padres estaban devastados y tristes sin comprender por qué les estaba sucediendo eso.

El primer mes la pequeña estuvo en el Hospital Cobb en el condado de Cobb, Georgia.

Los niños que nacen con TD como la pequeña Paisley presentan insuficiencia respiratoria, por lo que muchos nacen sin vida o mueren a los pocos días del nacimiento.

Sin embargo, este angelito desafío las probabilidades, pasó mucho tiempo en un respirador en la UCIN, por su condición los pulmones no crecieron de manera correcta, respirar sola era imposible.

Conectada a tubos y contemplada por sus padres con infinito amor, Pasley desafío cualquier diagnóstico.

Cuando superó el primer difícil mes fue transferida al Children´s Healthcare of Atlanta, donde le realizaron una traqueotomía.

Ahí pasó un total de 184 días donde finalmente fue dada de alta para regresar a casa, donde la esperaban sus hermanitos mayores y los padres que anhelaban poder cargarla sin sentir que la lastimarían.

Paisley fue dada de alta el 25 de febrero.

Ya han pasado varios meses desde que salió del hospital, sus padres comentan que le encanta jugar y escucharse hablar. Al respecto comentan:

Es una bebé feliz desde que estamos en casa. Amamos su pequeña sonrisa”.

Sus padres han compartido parte de su historia a través de las redes, miles de personas han orado por ella y le han enviado infinitas bendiciones.

Melissa y Chris están conscientes que su hija superó la etapa más difícil y están agradecidos pero ello, pero saben que vendrán etapas fuertes, confían en que su pequeña Paisley seguirá  triunfado a pesar de las adversidades.

La mayor bendición para sus padres es tenerla en casa y poder ser una familia.

La pequeña recibirá terapia de lenguaje, física y ocupacional. Es un camino largo pero tiene al lado los mejores padres que siempre estarán para ella.

Deseamos sigas conquistando a tus padres con esa adorable sonrisa y siendo un bello ejemplo se perseverancia.

Paisley es una gotita de esperanza en medio del caos. No dejes de compartir esta emotiva historia en tus redes y llenemos el mundo de buenas noticias.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!