Contrae una infección que casi le cuesta la vida por el hábito de morderse las uñas

Muchas personas tienen la mala costumbre, desde que son chicos, de morderse las uñas. Las causas pueden ser muy diversas, pero una vez que caen en esa conducta, no saben qué hacer para dejarlo; en ocasiones supera sus fuerzas y llegan a hacerse un gran daño físico difícil de comprender.

Sin embargo, pocos conocen que las consecuencias podrían ser incluso mortales.

Es lo que le sucedió a un hombre de Escocia, que ha preferido ocultar su identidad. Pero una mujer publicó su historia en sus redes sociales, causando gran conmoción.

El hombre mordió sus uñas sin control durante mucho tiempo, al punto de contraer una grave infección que se traspasó a su brazo, y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de emergencia.

«¡Un mensaje para los mordedores de uñas! ¡DETÉNGANSE!», escribió la mujer. «Alguien que conozco tuvo que ser trasladado hoy al Glasgow Royal Infirmary para una cirugía de emergencia porque se había mordido las uñas demasiado y tenía una infección en el dedo».

«Esta persona había ido a dos farmacias distintas donde le habían recomendado usar sulfato de magnesio y mantener cubierto el dedo, pero empeoró. Cuando finalmente acudió a Emergencias le dijeron que si hubiera dejado pasar más tiempo ¡habría sido fatal!», agregó.

«La infección ya estaba en el brazo, por lo tanto cirugía de emergencia»

Después contó que afortunadamente la vida del hombre pudo ser salvada, pero tuvo que ingerir antibióticos durante muchos días. Lamentablemente, el daño fue tan grave que le dijeron que una de las uñas nunca volverá a crecer.

«Pero el lado positivo de una uña menos, es que tendrá una uña menos que morder», escribió. «¡Así que por favor deja de morderte las uñas!», concluyó.

Las imágenes impactantes de la grave infección no tardaron en difundirse por el mundo entero

La onicofagia, o el hábito de comerse las uñas, puede causar graves problemas de salud. Tiene serias implicaciones, no sólo desde el punto de vista estético, ya que las uñas transportan virus y bacterias que pueden hacerte enfermar al entrar en contacto con la boca.

Además, esté hábito compulsivo puede dañar permanentemente tus uñas, dientes e incluso las encías.

Si eres de lo que se muerde las uñas con regularidad, sin poder controlarlo; o tienes alguien a tu alrededor que lo hace, los siguientes consejos podrían ayudar:

  1. Córtate las uñas con regularidad, así evitas la tentación de morderlas.
  2. Píntate con esmaltes amargos.
  3. Cambia ese mal hábito por otro, teniendo siempre las manos ocupadas, como las pelotas antiestrés.
  4. Mastica chicles.
  5. Haz ejercicios de autodominio.

No te vayas sin compartir esta importante información con tus amigos para crear conciencia sobre este mal hábito que si no se controla podría terminar en tragedia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!