Adoptan a una niña hace 6 años y reclaman que les exigen entregársela a su familia biológica

Adoptar a un niño es uno de los momentos más esperados por las parejas que abren sus hogares para construir una hermosa familia. Sin embargo, en ocasiones es la propia justicia la que pone en riesgo el bienestar y salud mental de seres inocentes, que no son responsables de haber tenido un triste pasado.

Esto es lo que sucede en el Tribunal de Justicia de Minas Gerais (TJMG), en Brasil, institución que determinó que una niña de 8 años, adoptada hace seis años, sea devuelta a su abuela paterna. La decisión se tomó el pasado 20 de noviembre.

No obstante, la familia adoptiva no está dispuesta a ver su hogar destruido, por lo que interpuso un recurso de apelación que será juzgado el 11 de febrero de 2021. Por lo pronto, la pequeña, de quien no se revelará su identidad, continúa viviendo con la pareja que la adoptó en 2014.

Es un polémico caso

Por un lado, la familia adoptiva, representada por la abogada Larissa Jardim, dice que, al momento de los trámites de adopción, se presentaron varias denuncias contra la familia biológica y estas fueron las razones para que la menor fuese acogida.

“Fueron en el sentido de negligencia y malos tratos, la madre consumía sustancias ilícitas y alcohol. La niña no estaba bien alimentada, estaba en una condición de higiene precaria. La madre la expuso a hombres con los que era pariente. Dejó a la niña sola con ellos. La abuela en ese momento dijo que era mejor que la adoptaran porque no estaba bien cuidada”, señaló la abogada.

También según la abogada, el padre biológico de la niña fue condenado por atentar contra la vida de su propio progenitor. Mientras que, la abuela paterna de la niña afirma que, incluso durante el período en el que la pequeña vivió en un albergue, nunca dejó de visitarla.

La abuela de la niña, de 62 años, vive sola en una ciudad de la Región Central de Minas Gerais. El informe judicial no da a conocer su nombre, ni el lugar donde vive, para mantener el anonimato de la dulce pequeña.

«Me muero de nostalgia, ella es todo lo que tengo. Mi única nieta. La quiero aquí en casa, en el cuartito que está listo esperando que llegue. Mientras no lo consiga, no tendré paz», dice la anciana.

Por su parte, la Corte de Justicia de Minas Gerais solo informó que los casos que involucran a niños, niñas y adolescentes están protegidos por un secreto de justicia. No obstante, la anciana sostiene que el proceso ha sido injusto para ella y la niña, dado que desde el momento de adopción no han podido convivir.

«Esta adopción fue de una manera extraña, nunca vi a esta pareja, nunca me dejaron ver a la niña, perdí el contacto por completo”, exclama la abuela.

Aún queda mucho por esclarecer en este caso y lo más importante es que se resuelva a favor del bienestar de la niña, quien únicamente desea pertenecer a una familia.

Y tú, ¿Qué opinas al respecto? No te vayas sin compartir este dramático caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!