Adopta al niño rechazado que solo viviría 5 años y ahora celebra su graduación

Muchas veces nos auto limitamos ante las dificultades que se nos presentan en el camino. Pero a diario conocemos personas que perseveran hasta alcanzar sus metas; es el caso de un joven en los Estados Unidos que, contra todo pronóstico, rompió la expectativa de vida dada por sus médicos al nacer.

Wanda Martínez ya era madre de tres hermosos hijos cuando conoció por primera vez a Óscar Leonardo, un recién nacido muy especial que de inmediato cautivó su corazón y volvió a despertar su instinto materno. A los dos años de edad decidió adoptarlo, y desde entonces llenó de alegría y ternura el hogar.

Cuando Óscar era apenas un bebé los médicos le diagnosticaron parálisis cerebral, y otras patologías relacionadas con ese trastorno. Su esperanza de vida no superaba los cinco años de acuerdo a lo estimado por los médicos que lo atendieron.

“Tenía líquido en el cerebro, tiene un tubo que lo drena, perdió la vista cuando tenía dos meses, mi niño no camina, padece de parálisis cerebral, él usa el sonido, él reconoce voces, no habla”, dijo Wanda.

La mujer sabía que tenía ante sus manos a un ser que necesitaba mucho amor y cuidados, y ella siempre estuvo dispuesta a dárselo. Desde el primer momento su esposo e hijos recibieron con los brazos abiertos al nuevo integrante de la familia.

Se turnaban para atenderlo, tenían que estar vigilantes porque presentaba convulsiones epilépticas; también tenía dificultades para hablar. Sin embargo, eso no impidió que el niño iniciara su proceso de escolaridad con mucha disciplina, paciencia y optimismo.

“Mi niño va a la escuela dos o tres veces a la semana, viene por él un autobús especial y va a la escuela todo el día, tiene una enfermera que lo ve”, agregó la feliz y orgullosa madre.

A Oscar le encanta la escuela y se ha hecho muy popular, todos sus compañeros y maestros lo quieren y le dan mucho apoyo. Y hace unos días, a pocos meses de cumplir sus quince años y en plena pandemia; el amor, esfuerzo y paciencia dio frutos, recibió su diploma de secundaria.

“Si tuviera la oportunidad de adoptarlo nuevamente, lo haría, ha sido algo hermoso para toda la familia, mis hijos y mis 20 nietos lo quieren mucho y lo protegen, me ayudan mucho a cuidarlo”, afirmó la feliz Wanda.

De acuerdo a criterios de expertos como Irene García-Benavides; quien es Terapeuta de lenguaje en Houston, cada día aumenta el número de niños con necesidades especiales que se gradúan, las estadísticas indican un incremento del 67.1%.

¡Tienes un futuro por delante pequeño! has subido un peldaño en el camino que te ofrece la vida. Comparte esta enternecedora historia con todos tus amigos para que dibujes un arcoíris de alegría en sus corazones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!