Le dieron 4 meses de vida a su amado perro y adelantaron la boda para que pudiera asistir

Estelle Harris, de 34 años de edad, y su ahora esposo Danny Harris, de 32, originarios de Derbyshire, Inglaterra, quedaron totalmente devastados cuando les dijeron que a su querido perro de raza BullMastiff llamado Bruce, le quedaban meses de vida.

A Estelle se le vino el mundo abajo sólo de pensar que en poco tiempo se quedaría sin su adorada mascota, que lo había adoptado desde las 8 semanas de nacido.

A Bruce le diagnosticaron un derrame pleural, por lo que tenía líquido en sus pulmones y el corazón. Tras drenarle todo el líquido, el veterinario le realizó varios exámenes, que revelaron su triste destino.

Bruce tenía cáncer, uno de los más agresivos.

El perrito tenía que ser operado de urgencia para extirparle el tumor del tamaño de una toronja, pero era tan grave su estado que a Estelle le recomendaron que se despidiera, lo más probable era que no sobreviviría.

El valiente Bruce desafió los pronósticos tras 7 horas de cirugía y después de que tuvieran que sacarle varias costillas; sin embargo, a su dueña le dieron la devastadora noticia de que le quedaban apenas cuatro meses de vida.

Cuando le entregaron los resultados de la biopsia, Estelle se quedó sin respiración. Bruce tenía un hemangiosarcoma, el peor cáncer que podría tener.

Este tipo de cáncer es tan agresivo que incluso con todos los tratamientos de quimioerapia, no pasaría los 6 meses.

“Todo mi mundo se está desmoronando sabiendo que se está muriendo y no hay nada que pueda hacer al respecto”, dijo Estelle.

Pero había algo más duro todavía que encogía el corazón de Estelle, y era que tenía que asumir que Bruce no alcanzaría a asistir a su boda, prevista para el 4 de mayo.

Estelle y Danny no podían permitir que el ser más importante de sus vidas no estuviera presente en un día tan especial, así que no tuvieron problema en adelantar la boda para febrero, con apenas 3 semanas de anticipación.

Pero adelantar la boda supuso para la pareja perder el depósito inicial, el servicio de catering y varios invitados que no pudieron asistir a la nueva fecha.

“Era cambiar la fecha o no casarse en lo absoluto”, dijo rotundamente Estelle.

Todo porque asegura que su perrito Bruce no es cualquier perro, para ella es todo en la vida. “Danny tiene dos hijos, yo no tengo ninguno. Bruce es mi hijo, de cuatro patas, pero lo amo como a un niño humano. Es todo mi mundo, dijo la novia.

“Era fundamental tenerlo en mis fotos. Todos nuestros invitados y nuestras familias lo entienden perfectamente, saben lo importante que es Bruce para nosotros”.

“Hago todo con Bruce, mi mundo gira alrededor de él. Siento que no tengo nada por lo que vivir una vez que se haya ido. Obviamente tengo un esposo, dos hermosos hijastros … Pero Bruce es tan importante para mí … ¡Es mi vida entera!”, fueron las emotivas palabra de Estelle.

Incluso tuvieron el detalle de incluir a su amado Bruce en la boda, al punto que en el último minuto le confeccionaron su propio traje de etiqueta para que vaya a juego con el novio.

Se lo veía tan adorable que Danny dijo sentirse un poco frustrado porque el pecho del cachorro era más grande que el suyo.

Han pasado 2 meses de los 4 meses de vida que le dieron a Bruce. Y por ahora lo está haciendo bastante bien. Estelle tan sólo tiene la esperanza de poderlo llevar de vacaciones como habitualmente lo hace.

Han creado una página de GoFundMe para recaudar fondos para cubrir todos los gastos de medicinas

GoFundMe

Esperamos que Bruce tenga los mejores últimos días junto a unos dueños ejemplares que demuestran con sus actos que dan la vida por su amada mascota. ¡Comparte esta noticia con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!