Acusan a una madre por el anuncio en el que vendía a “su bebé” recién nacida en Facebook

Cada vez más personas utilizan sus perfiles de Facebook para fines comerciales. Pero cuando no hay suficiente información sobre el producto, puede haber confusiones. Como le ocurrió a una mujer galesa que recibió respuestas ofensivas de una confundida usuaria.

Jade Cowley es una peluquera de 24 años, y madre de una niña de cuatro de nombre Freya Thomas.

Como se acerca la fecha navideña y tiene unas muñecas que su hija ha utilizado muy poco, decidió colocarlas en venta online en el sitio de Facebook Marketplace, para obtener más dinero para los regalos de la época.

Este tipo de muñecas son elaboradas con vinilo de silicona, son completamente exclusivas y artesanales, y su característica fundamental es que son modelos muy realistas.

En su anuncio de venta, Jade colocó la fotografía de la muñeca en un cochecito, su altura y peso es muy similar a un recién nacido real.

La madre, no estaba muy segura en cuanto a qué precio debía pedir por el juguete, y colocó su duda al pie del anuncio.

“No estoy segura de cuánto vale, por favor ayuda. Baby lavanda, viene con certificado, ropa y un brazalete, apenas ha sido usada”, escribió Jane.

Posteriormente recibió una notificación en su teléfono de alguien interesado en el anuncio.

“¿Todavía está disponible?, preguntó la supuesta interesada.

El mensaje era de una mujer de nombre Rose, quien la trató con términos despectivos y soeces como “pedazo de basura” porque pensaba que Jane estaba vendiendo a su propia hija.

“Deberías estar avergonzada de ti misma, queriendo vender a esta hermosa niña. Si no la querías, entonces deberías haber mantenido tus piernas cerradas”, insistió la enojada mujer.

Incluso, le insinuaba a manera de insulto qué cosas debía coser Jane, para evitar tener más hijos.

La sorprendida Jane le informó a la ofuscada mujer que no estaba vendiendo un bebé real. 

“Es una muñeca, respondió Jane.

Y le indicó que debió leer bien y ver la imagen antes de asumir esa desagradable actitud. En el fondo le pareció que el mensaje era una locura divertida.

“Ella pensó que estaba vendiendo a mi hija real en Facebook. Me sorprendió. Vamos, sé que son muy realistas y la descripción no era la mejor, pero ¿quién vendería un bebé en Facebook Marketplace?”, escribió la risueña Jane.

La peluquera no vio necesidad de especificar con detalles que no era una niña sino una muñeca.

“Mi novio James estaba hablando por teléfono conmigo en ese momento y cuando le dije se estaba riendo y se quedó sin palabras”, dijo la mujer.

Jane cambió el anuncio de su producto, publicó los desagradables comentarios de Rose. La muñeca aún está a la venta, espera venderla entre 235 y 330 dólares.

“Algunas personas deben pensar que es una muñeca de una tienda y que no vale mucho, pero hay coleccionistas que sí conocen su valor”, aseguró la mujer.

Jane espera contarle a su hija cuando crezca el incidente de cuando alguien pensó que trataba de venderla a ella por Internet.

Para evitar confusiones debemos ser bien claros y explícitos en nuestros mensajes de venta, no sabemos cuántas personas como Rose queden por allí sueltas.

Comparte esta divertida historia con todos tus amigos y conocidos. Y toma lo positivo de las cosas negativas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!