Acude a su primera entrevista de trabajo tras perder una ceja y su experiencia se hace viral

Todos hemos sentido los nervios de una entrevista de trabajo. Queremos dar lo mejor de nosotros y lucir perfectos, especialmente si se trata de la primera vez que pasamos por esta experiencia. Sin embargo, un joven no tomó las precauciones necesarias y acudió a conocer a quienes podrían ser sus futuros jefes con una ceja completamente depilada.

“En aquel momento era muy torpe. De verdad que no entendí por qué no me habían dado el trabajo. Me sentí confundido”.

Las primeras impresiones son realmente importantes y no hay dudas de que la de él fue al menos inolvidable. El protagonista de esta extraña historia se dio a conocer en las redes como Gooko y se valió de una foto para contar lo sucedido.

Quería comenzar a trabajar así que dejó su curriculum en varios lugares y tras un tiempo recibió respuesta, querían conocerlo así que concretaron una entrevista para mediados de semana.

Gooko estaba aplicando para un trabajo en Burger King.

Todo sonaba maravilloso pero un par de días antes Gooko salió de juerga con sus amigos. Parecía algo inofensivo pero las cosas llegaron un poco más lejos de que jamás había imaginado. Al principio, Gooko pensó que sería algo fácil de solucionar.

“Cuando me di cuenta de lo que había sucedido me dio mucha risa. Fue muy divertido pero luego recordé que tenía una entrevista”.

Buscó tips en Google y pasó los siguientes días frotando su frente con un cepillo y crema de dientes ya que creía que podría estimular el crecimiento de sus cejas. Por desgracia, nada dio los resultados esperados. Finalmente, una amiga decidió dibujar la forma de la ceja que faltaba con un rotulador de color negro.

Gooko tiene actualmente 25 años de edad.

El resultado no fue nada bueno, lejos de tener una apariencia natural, terminó luciendo verdaderamente extraño. Finalmente, decidió que lo mejor sería borrar eso y acudir a la entrevista con una sola ceja. 

El joven compartió lo sucedido en sus redes sociales y antes de darse cuenta todos estaban bromeando sobre lo extraño que lucía con una sola ceja.

“Mis cejas son muy pobladas y tardaron demasiado en volver a la normalidad y lucir parejas”.

Es una anécdota de hacer un par de años pero sirve para recordar que las primeras impresiones son importantes, especialmente si se trata la primera vez que vas a buscar trabajo. No tienes que lucir perfecto, pero quizás sí deberías tener dos cejas, como la mayoría de las personas.

¿Irías así a una entrevista? Comparte la graciosa anécdota de Gooko que hará que muchos recuerden los nervios de buscar un primer trabajo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!