Abuelito lustrabotas mantiene a 6 nietos con medio salario mínimo – «Es como mi mamá y mi papá»

Gran admiración y una ola de solidaridad ha generado este adorable abuelito después de que se hiciera viral su triste historia de superación en medio de las más duras adversidades.

Se trata de Alfredo Suárez, un abnegado hombre, que a sus 57 años de edad, lucha por sacar adelante a sus 6 nietos con su humilde trabajo de lustrabotas.

Resulta que el padre de los niños abandonó a la hija de don Alfredo, y ella por falta de recursos, se los fue encargando uno por uno, hasta que finalmente él tuvo que hacerse cargo de todos y sacarlos adelante solo.

El abuelito vive con sus nietos, en una precaria vivienda en Fusagasugá, Cundinamarca, en Colombia

abuelito

«Yo no pude ver cómo crecían en las calles, sin algo que comer y por eso los traje conmigo», relata don Alfredo.

Lo que las 4 niñas y los 2 niños viven junto al abuelo es realmente duro, antes del amanecer él madruga para prepararles el desayuno con lo poco que consigue cada día. Pero, cuando llueve, es imposible prender el fogón y muchas veces los niños tienen que irse con el estómago vacío a la escuela.

Después de trabajar duramente lustrando zapatos y con un fuerte dolor de espalda recibe el mejor de los regalos, un efusivo abrazo de sus 6 adorados nietos que lo esperan. Aunque en ocasiones, la impotencia y la tristeza golpean a esta familia.

«Cuando ellos me piden algo de comida y sé que no tengo nada que ofrecerles, lo único que hago es llorar, lloro de tristeza y frustración porque yo quisiera poder brindarles una mejor vida pero no se que más hacer, ya estoy mayor y con muchos problemas de salud como para conseguir un buen trabajo”, se lamenta el pobre hombre.

Este abnegado abuelo hace no solo de padre y madre, sino incluso de profesor. Así lo constata una de sus nietas:

“Mi abuelo todas las noches se sienta con nosotros y nos ayuda a hacer nuestras tareas, nos hace el almuerzo y siempre trata de cuidarnos, él siempre se esfuerza por vernos felices. Por eso lo quiero mucho, es como mi mamá y mi papá”.

Se pudo conocer que Don Alfredo paga 200.000 pesos colombianos (50 dólares) de arriendo, por un ranchito que por las fuertes lluvias se daña.

En los días de lluvia y vientos fuertes, el techo se cae y toda el agua les moja lo poco que tienen. Es por eso que sus clientes más fieles a quienes les limpia los zapatos, varios policías de Fusagasugá, decidieron no pasar de largo y unirse para darle una vivienda digna al abuelo.

“Esta campaña es por Don Alfredo y sus seis nietos, esperamos que toda Colombia se solidarice y nos ayude a recaudar los fondos suficientes para ayudar a esta familia”, dijo una vocera de la Policía.

«Nosotros hacemos esto porque nos nace del corazón, porque soy padre también y veo el esfuerzo que hace Alfredito todos los días por llevar algo a su casa», dijo un oficial.

En este reportaje puedes conocer más detalles de esta historia viral que está tocando tantos corazones:

Si vives en Colombia y deseas ayudar a don Alfredo Suárez para que pueda tener un mayor sustento para dar de comer a sus 6 nietos, que es su principal preocupación, puedes comunicarte con el policía Luis Rosero, que coordina la campaña, al siguiente número: +57 313 5700865.

Ayudemos también a difundir esta historia para que más personas puedan conocer el drama de este abuelito, y para quien esté en sus posibilidades, pueda extenderle una mano. Que no derrame una lágrima más por que no tenga con qué alimentar a sus nietecitos.