A sus 93 años se viste como adolescente sin importarle las críticas que recibe – «Soy rebelde»

Una abuelita de 93 años ha demostrado que para ella la edad no es más que un número. Sus atrevidos atuendos y su personalidad excéntrica dan mucho de qué hablar, y no le importa ser blanco de comentarios por vestirse como una adolescente cuando ya casi llega al siglo de vida.

Todos amamos ver a una abuelita tierna luciendo adorables vestidos, cuidando de las plantas o tejiendo. Sin embargo, no todas las abuelas son así, hay unas que deciden romper los estereotipos y lucir divertidos atuendos que las hagan sentir libres, felices y muy a la moda.

Una de estas abuelitas es Helen Ruth van Winkle, una anciana de sur de los Estados Unidos, que se ha convertido en un ícono de la moda y ha conquistado millones de corazones en todo el mundo a través de sus redes sociales.

La abuelita de 93 años se ha convertido en un referente de la moda

años

Esta extrovertida y divertida abuelita se volvió sensación en el 2014 tras realizar una publicación en la que se lee:

“Soy una mala mujer, siempre he sido una rebelde, así que usamos Baddie como nombre de bad: malo”.

Su publicación arrasó en las redes sociales tras lucir un vestuario brillante, excéntrico con una actitud que deja claro que no le importa el absoluto el qué dirán.

Helen es popularmente conocida como Baddie Winkle, un nombre compuesto que representa a una abuela que lejos de los estándares tradicionales, ha decidido vivir su vida al máximo y disfrutar cada día haciendo lo que más ama y luciendo extrovertidos trajes.

Nació el 18 de Julio de 1928.

Toda esta chispa colorida llena de diversión no siempre estuvo presente en su vida, sin embargo, le ayudó para superar la tristeza.

Nacida en 1928 en Kentucky, Winkle perdió a su esposo en un accidente de automóvil cuando celebraban su 35° aniversario de bodas. También perdió a un hijo tras perder la batalla contra el cáncer, cuando solo tenía 46 años.

Siempre se roba las miradas donde quiera que vaya.

Para ayudarla a superar toda esa tristeza nació Baddie, un personaje que si bien no es del agrado de todos, lo importante es que ella es feliz.

Baddie fue como una vía de escape y lo mejor es que le permitió revelar todo lo bonito, divertido y alegre que habita en su corazón.

Cada aniversario de cumpleaños lo celebra con el mejor estilo.

Su vida en las redes comenzó a florecer en el 2014 cuando un día llevaba pantalones cortos y una camiseta desteñida, su bisnieta le hizo una foto y le ayudó a crear su propia cuenta de Instagram, donde al momento acumula más de 3 millones de seguidores.

Desde entonces se ha convertido en toda una celebridad, incluso artistas como Rihannna o Miley Cirus son fans de ella.

Ama estar a la moda y darse a sus lujos.

Con el paso del tiempo se ha convertido en un rostro reconocido en los eventos de moda, ama hacerse selfies y anuncia infinidad de productos en su cuenta de Instagram.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Helen (@baddiewinkle)

El último año ha estado más activa en las redes, su primera publicación en la pandemia con su tierna y colorida mascarilla conquistó miles de corazones en el mundo.

No duda en hacerse presente apoyando diferentes movimientos o causas. El 4 de junio, en pleno auge del movimiento Black Lives Matter tras la muerte de George Floyd, Baddie Winkle realizó una emotiva publicación:

“Habiendo crecido en el sur, he sido testigo de cuánta gente trata a los negros americanos como si no fuesen merecedores de la misma calidad de vida que los miembros blancos de la sociedad simplemente por el color de piel”.

Esta extravertida abuelita celebra cada día con la mejor actitud y por supuesto, con sus looks excéntricos, a la moda y llenos de color.

Para ella el verse y sentirse bien es lo más importante.

Su personalidad ha inspirado a muchos jóvenes.

También puede lucir muy sensual y elegante.

Su jovialidad y su cuerpo al natural es la envidia de muchos

Su estilo es único y derrocha amor propio.

Su personalidad y carisma es lo que sus seguidores más aman.

Una abuelita que no teme mostrar lo que realmente es. Su confianza y amor propio es una inspiración para las nuevas generaciones.