Abren una tumba del año 1.500 a.C y terminan completamente desconcertados

Muchos de los restos arqueológicos o históricos de nuestro Patrimonio Cultural y material son evidentes, tangibles. Se ven y se tocan. Un edificio histórico, un yacimiento arqueológico, los restos de materiales que llenan las vitrinas de los museos…

Buena parte se encuentra bajo tierra. Por lo tanto, es muy probable que sea descubierto de manera casual, de hecho, la mayoría de los yacimientos arqueológicos salen a la luz de manera fortuita. Muchos de los más conocidos, fueron descubiertos de manera totalmente intencionada.

En días recientes, una pareja de arqueólogos, Sharon Stocker y su esposo, Jack Davis descubrieron un tesoro sin precedentes de joyas grabadas, así como una gran diversidad de artefactos de plata, oro y bronce en la tumba de un guerrero griego del año 1.500 a.C.

Sharon Stocker y Jack Davis

El matrimonio de especialistas pertenecientes ambos a la Universidad de Cincinnati, Estados Unidos, halló en el lugar más de 3.500 objetos alrededor del antiguo sepulcro ubicado en el entorno del palacio micénico de Néstor, en Pilos, Grecia.

Junto a los restos humanos, se encontraron numerosos anillos de oro, una espada con empuñadura de oro y marfil, diferentes tipos de gemas y piedras preciosas y una gruesa cadena de oro, la mayoría pertenecientes al estilo minoico de la isla de Creta, durante la Edad de Bronce.

“Que estos objetos se hallasen en el continente, sugiere que pudieron ser parte del botín obtenido en una incursión o ataque, encontrándose además otros elementos inesperados, como peines de marfil y espejos. Esto podría ser reflejo de la costumbre de peinarse y acicalarse el pelo justo antes de la batalla”, aseguró Stocker.

Muchas de estas piezas contienen complejas representaciones de escenas ceremoniales, en específico, en una de ellas se muestra a cinco mujeres ataviadas con vestidos muy elaborados en torno a un altar.

Las excavaciones comenzaron en 2015, cuando descubrieron los restos de un hombre de entre 30 y 35 años, al que denominaron “Guerrero Grifo”, en alusión al animal mitológico.

En el segundo anillo de oro encontrado están representados dos toros flanqueados por tallos de cebada. Entre la gran cantidad de piedras preciosas destacó un ágata que representa en detalle un combate mortal, considerada en sí misma una obra maestra de la Edad de Bronce.

Este hallazgo fue calificado por el Ministerio de Cultura de Grecia como el más trascendente e importante tesoro encontrado en la Península helénica en los últimos 65 años.

“Los artefactos encontrados en las tumbas similares cuentan historias parecidas sobre la vida a lo largo del Mediterráneo, hace 3.500 años”, dijo Davis.

En cada paso de la excavación, Jack Davis y Sharon Stocker utilizaron el mapeo digital para documentar la ubicación y orientación de los objetos en la tumba, método con el cual lograron recabar tal cantidad de objetos, tan valiosos para los historiadores. Un trozo más de historia del que pronto queremos más noticias.

Comparte este hallazgo que nos ofrece valiosa e interesante información sobre y nuestro pasado ancestral. Seguiremos atentos a los avances de la investigación de este descubrimiento.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!