Abandona a su bebé envuelto en una manta después de escuchar una misa

En algunos casos los bebés recién nacidos no llegan al mundo en un entorno deseable y tienen que lidiar con las consecuencias del abandono y el desamparo. Por eso es tan importante promover en la sociedad la planificación familiar necesaria para que la población sea plenamente consciente de la responsabilidad que implica tener un hijo.

Un bebé es un ser completamente inocente y vulnerable que depende de los cuidados de sus padres, quienes deben garantizar su bienestar velando por sus derechos.

Y lamentablemente esta premisa no siempre se cumple, hay millones de niños alrededor del mundo sufriendo abandono físico o emocional, marcados por la negligencia y la precariedad.

Hay madres que optan por intentar buscar un mejor destino para sus hijos dejándolos en lugares públicos para que puedan ser rescatados.

Tal como hizo esta mujer que dejó a su bebé debajo de una silla y envuelto en una manta en el interior de una iglesia después de escuchar la Eucaristía.

El hecho sucedió el pasado 15 de octubre en la iglesia San Roque de Ibagué, Tolima, y los habitantes de la comunidad se quedaron consternados al conocer la noticia.

Según las declaraciones de varios testigos, se trataría de una joven mujer la que dejó abandono al bebé en las sillas de la iglesia aproximadamente a las 4:50 de la tarde en la parroquia de San Roque de Ibagué, en la calle 17 con carrera Segunda, en el centro de la ciudad.

Un medio de comunicación local entrevistó al párroco de la iglesia, el sacerdote José Ruiz, y él resaltó que el menor fue rescatado en perfecto estado de salud por las autoridades.

“Fue dejado abandonado debajo de un banco del templo, por lo que avisamos de inmediato a la policía”, dijo el párroco.

Los feligreses comentaron, tras conocer la noticia, que el bebé lloraba mucho durante la celebración de la misa, percibieron que podría tener mucha hambre.

Una mujer que participó en la celebración religiosa y vio a la joven madre con el niño en brazos, comentó:

“La vi nerviosa, pero jamás imaginé que esa madre tuviera corazón para dejar tirado a su pequeño hijo. Pido oración para que Dios le de un hogar responsable a esa criatura”.

La Policía de Infancia y Adolescencia está a cargo del bebé, tras rescatarlo, lo trasladaron a la Unidad de Salud local donde lo examinaron. Después, lo ingresaron en el Hospital Federico Lleras donde recibe atención médica.

“No sabemos por qué la madre lo abandonó, pero la idea es que sea encontrada para que responda por su hijo”, dijeron los agentes de la policía de Ibagué que participaron en el operativo.

Según información suministrada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en el 2020 se han abierto 1.200 procesos por vulneración de los derechos de los menores en sus hogares.

Afortunadamente este pequeño está recibiendo la atención que necesita, se espera que crezca rodeado del amor y protección que todos los niños merecen. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!