A la madre de estas gemelas «diferentes» la detienen en la calle cuando ven sus ojos

Stephanie Boyd es una mujer afroamericana, de Filadelfia, Estados Unidos, que no puede estar más orgullosa por las bellas hijas que trajo al mundo.

Cuando se enteró que estaba embarazada, supo que sus angelitos no serían unas niñas cualesquiera. Algo que solamente confirmó cuando las tuvo en sus brazos y entonces se quedó atónita al ver que sus dulces ojos hechizaban a todos en el hospital.

Megan y Morgan Boyd nacieron en junio de 2011 sorprendiendo al mundo con su belleza

Entonces la madre desde un inicio quiso llamar a ambas con un apelativo que las hiciera destacarse, y así se le ocurrió «TrueBlue Twins».

De manera espontánea, porque eran tan simpáticas desde pequeñitas, empezó a tomarles fotos y a compartirlas con amigos y familiares. Hasta que sin pensarlo, una de ellas llegó a un reconocido fotógrafo, y lo demás es historia.

Los seguidores en la cuenta de Instagram de Stephanie crecieron como la espuma, desde que un simple video alcanzó más de 6 millones de reproducciones.

Todos los comentarios se centraban en alabar sus diferentes y divertidas personalidades, así como sus hermosos ojos.

Lo raro es que es muy poco frecuente encontrar entre afroamericanos gente con ojos tan azules, como los de las niñas. Todo obedece a un raro gen por el que nacieron así. Pero cuando todos se fijan en los ojos de Stephanie, entonces saben que tienen a quién heredar.

Stephanie tiene unos lindos ojos azules también

Desde que la madre empezó a compartir masivamente las imágenes cuando las pequeñas tenían 4 años, no faltaron los curiosos que preguntaron por los extraños ojos de Morgan.

Entonces ella reveló la rara condición de su hija, que la hace más bella aún.

Morgan tiene heterocromía, una condición genética que causa que los dos ojos tengan colores diferentes

Es un rasgo muy propio de Morgan, lo que definitivamente hizo la vida más fácil a Stephanie para diferenciarlas.

De manera similar al raro gen de los ojos azules, el gen de la heterocromía también está presente en la familia de las gemelas, pero del lado caucásico de la familia, Morgan lo heredó de un tío abuelo.

Las niñas no tardaron en descubrir su pasión por la ropa y el modelaje.

Y aunque en un inicio su madre fue criticada por exponerlas, ella aclaró que siempre ha tratado de protegerlas, para que la fama no las afecte.

Ellas no tienen acceso a sus perfiles sociales; de hecho, Stephanie se resistió a crearles un perfil en Instagram sólo para ellas, así que todo lo comparte en su cuenta. No tienen idea del número de seguidores, no tienen teléfono porque no es adecuado para su edad.

Y a pesar de que siempre las detienen en la calle, ellas disfrutan de saludar con la gente, de tomarse fotos, y lo hacen porque les gusta.

Mientras que su padre se mantiene más temeroso de lo que pueda pasar en el futuro, siempre trata de que «pongan los pies en la tierra».

«Busco que sean felices, que tengan una niñez normal, que lo que hacen sea porque lo aman, y no se sientan incómodas».

Son las mejores hermanas mayores

A sus 9 años de edad, ¡mira cómo han crecido!

Nos encanta que Stephanie difunda las hermosas fotos de Morgan y Megan con el mundo, y que les enseñen que la fama no es todo en la vida. ¡No te vayas sin compartirlas con tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!