A los 7 años decide afeitar su cabeza para que su amigo con cáncer no se sintiera solo

Cuando se trata de enfermedades difíciles, hay numerosas historias de solidaridad y desprendimiento. Sin embargo, muy pocas veces los protagonistas son niños. Esta historia es la de Olly, un pequeño británico de 7 años quien ha sorprendido a todos con sus acciones. 

Olly Spencer, quien vive en la ciudad de Ansteydecidió raparse la cabeza cuando su amigo Tommy-Lee Hetherington perdió el cabello producto de la quimioterapia, parte del tratamiento que ha recibido después de que le diagnosticaran leucemia el año pasado. 

“Qué hermoso gesto de amistad. Todos necesitamos un amigo como Olly. Que esté contigo en las buenas y en las malas”, dijo sorprendida una internauta. 

Olly no solo ha hecho el gesto en cuestión para apoyar al pequeño Tommy-Lee. También ha logrado recaudar un poco más de 1.500 dólares para la organización encargada de ayudar a jóvenes enfermos en Leicester. 

La madre del pequeño Tommy-Lee, ha comentado lo difícil que ha sido para ella afrontar la vida tras conocer el padecimiento de Tommy. Un diagnóstico que prácticamente ha cambiado al día a día de todos en su familia. 

“Qué vida tan difícil para un pequeño. He tenido familiares enfermos de cáncer y resulta tremendamente difícil para todos sortear la situación.

No me imagino lo complicado que puede ser con un niño, es doblemente preocupante y demandante”, comentó indignada otra internauta.

Tommy-Lee ha sido sometido a muy duros tratamientos que durarán aproximadamente unos tres años. Ya ha recibido hasta ahora esteroides, pinchazos, transfusiones de sangre. Aunque todo se torna muy difícil, cada día son más optimistas y afrontan la realidad como un reto.  

Por otro lado, también la madre de Tommy-Lee ha comentado lo extraordinario que ha sido Olly. Si no fuese por que Tommy tiene un amigo asi, quien sabe cómo soportaría tanta presión. 

Las redes sociales se han manifestado al respecto. Como esta enfermedad ha afectado a tantas personas en el mundo, todas las personas tienen su propia historia qué contar y no es gratuito que en momentos y experiencias como esta, todos demuestren su simpatía ante la situación de Tommy-Lee. 

“Ese sí es un gran amigo. Creo que Tommy-Lee debe querer mucho al pequeño Olly. De verdad que su acto demuestra el buen corazón que tiene. Esperemos que todo salga bien”, mencionó otra internauta. 

Afortunadamente, la ciencia ha avanzado mucho en materia de investigaciones sobre tratamientos para la cura del cáncer. Ojalá y Tommy-Lee pueda superar todos los obstáculos para así poder normalizar su vida y crecer y desarrollarse como cualquier persona con salud y fortaleza. 

Comparte esta motivadora y aleccionadora historia entre tus familiares y amigos. Recuerda que tenemos mucho por aprender de los niños.  

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!