A los 6 años hace una campaña en la calle por los niños con autismo y los animales

Muchas veces son los pequeños los que nos recuerdan qué es lo más importante en la vida. Simón es un niño que ha realizado una conmovedora campaña para que las personas comprendan el enorme daño que los fuegos artificiales pueden causar en los animales y en las personas con autismo.

Simon apenas tiene seis años de edad.

Todo comenzó cuando Simón vio un documental con su madre, Maria Ayelén. Quedó tan sorprendido que decidió tomar cartas en el asunto.

María suele dedicarse a labores de voluntariado así que su hijo conoce la importancia de ayudar a los demás.

“Mami, vamos a las casas de los vecinos para pedirles que no usen pirotecnia. A los perritos les hace mal y lo tienen que saber”.

Esta idea surgió desde lo más profundo de su corazón y su madre quedó tan conmovida que no pudo hacer más que apoyarlo.

Le sugirió que lo mejor para ahorrar tiempo sería hacer algunos volantes y repartirlos a tantas personas como sea posible. Simón se emocionó tanto que la campaña resultó todo un éxito.

“Es su iniciativa. Él es un niño que defiende lo que cree y nosotros lo respetamos. Se preocupa mucho por los demás”.

Además de repartir el mensaje entre los vecinos, se dirigieron a un centro comercial y comenzaron a entregar los volantes.

Las personas no podían creer que alguien tan pequeño lograra tener conciencia sobre algo que miles de adultos prefieren ignorar. Simón se inspiró en su perrita llamada Brownie y en un compañerito de la escuela que sufre de autismo.

“Me pidió repartir mil volantes sin saber qué cantidad es mil. Le expliqué que publiqué fotos en las redes y que más de 2 mil personas lo compartieron pero él quiere salir a repartir más volantes”.

María decidió compartir el mensaje de su hijo en las redes para ayudarlo en su noble labor y el resultado ha sido todo un éxito. Desde entonces, el mundo entero ha quedado conmovido con su gran vocación.

Con tan corta edad, Simón no ha dudado en tomar acciones que seguro generarán un gran impacto en su comunidad.

“Algunos se daban la vuelta y le gritaban: ‘Gracias, Simón!’”.

Es un verdadero ejemplo para todos y son los niños como él los que nos dan esperanza para un futuro mejor.

¿Qué opinas de este pequeño? Ayúdalo y comparte esta nota para crear conciencia en contra del uso de la pirotecnia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!