A los 34 años el coronavirus acabó con su vida días después de regresar de un viaje de trabajo

El coronavirus es una enfermedad extremadamente peligrosa, sobre todo en personas con condiciones de salud preexistentes que los hacen mucho más vulnerables de perder la batalla por su vida. Como sucedió con un hombre de solo 34 años de edad quien realizó un viaje de trabajo, sin imaginar que al volver se enfrentaría a la peor enfermedad.

Se trata de Jeffrey Ghazarian, un hombre de California, en los Estados Unidos, que fue capaz de vencer un terrible cáncer testicular en 2016, además de superar antecedentes de asma y bronquitis frecuente durante la niñez.

Pero la familia de Jeffrey jamás imaginó que un viaje de negocios, para una entrevista de trabajo, terminaría siendo fatal. Viajó de Los Ángeles a Orlando a principios del mes de marzo, realizando paradas en Disney World y Universal Studios.

“Jeff voló a Orlando para una conferencia de trabajo el 02 de marzo. Cuando nos dejó, estaba sano. Extendió su viaje dos días para visitar Disney World y Universal Studios con algunos amigos. El 07 de marzo comenzó con tos y el 08 tosió sangre”, dijo la hermana de Jeff, Lauren.

Al volver a casa, el 09 de marzo, Jeff fue directamente a la sala de emergencias con síntomas de fiebre y tos.

Un día después ingresó en la unidad de cuidados intensivos, una vez que una tomografía computarizada confirmó que el 60-70 por ciento de sus pulmones estaban bloqueados con neumonía.

“Una radiografía de tórax confirmó la neumonía. Le dieron líquidos y una dosis de antibióticos por vía intravenosa. Lo llevaron a su casa con antibióticos, le dijeron que se mantuviera al tanto de la fiebre y que se pusiera en cuarentena”, comentó la mujer.

Pero Jeff no estuvo en casa por mucho tiempo. El 13 de marzo se confirmó que tenía coronavirus y fue trasladado al hospital en ambulancia, donde permanecería hasta su muerte menos de una semana después.

Jeff fue puesto en una cama de terapia RotoProne, que lo rotaría desde el estómago hacia la espalda para romper el líquido en los pulmones y aumentar el flujo de oxígeno. Antes de perder la vida, el hombre lucía estable y se esforzaba por soportar el tratamiento, a pesar de lidiar con los niveles fluctuantes de oxígeno en su cama de terapia.

Dos semanas después de visitar los parques temáticos de Orlando, Florida, con sus amigos, Jeffrey Ghazarian murió, menos de una semana después de haber sido hospitalizado por primera vez.

“Nuestro dulce, amoroso y divertido Jeffrey fue con Jesús esta mañana. Sufrió mucho y peleó con valentía. Extrañaremos a nuestro Jeff todos los días, pero estamos agradecidos por todos los recuerdos felices y divertidos de los momentos que pasamos juntos. Gracias a todos los que han estado orando. Los queremos a todos”, señaló la mujer.

Tras la trágica experiencia, la hermana de Jeff pide a todos tomar consciencia y evitar acciones que puedan aumentar el riesgo de contraer coronavirus. Aprendamos de este desgarrador caso y cuidémonos más que nunca.

Comparte esta desgarradora noticia con todos tus amigos y recuerda seguir todas las medidas de seguridad dadas por los especialistas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!