A los 13 años emprende un negocio para sobrevivir porque sus padres terminaron en la cárcel

Keith Griffith de solo 13 años y ha logrado convertirse en un gran apicultor, su amor por las abejas surgió tras recibir ayuda de un tío cuando sus padres terminaron en la cárcel.

Pese al doloroso incidente de saber que los seres que más aman estaban tras las rejas y sentir que su mundo se venía abajo, logró sobrellevar la situación y transformar su dolor hasta lograr tener su propia empresa.

“Me quitó de la mente lo que estaba pasando y realmente comencé a disfrutarlo, y también comencé a aprender mucho”. Dijo Keith.

Con ayuda de su tío logró hacerse más fuerte y salir adelante, convirtiendo un pasatiempo en un negocio próspero.

La empresa se ha dado a conocer bajo el nombre de Beeing2gether, poco a poco ha ganado popularidad y ya se está convirtiendo en el producto favorito de muchos, vende su miel en las tiendas de comestibles locales y en línea. Su mayor deseo es recaudar dinero para poder asistir a una escuela secundaria privada.

La miel la vende en las tiendas de Kentucky, Griffith-Estados Unidos.

Su madre ha logrado salir de prisión y está muy orgullosa de todo lo que su hijo ha logrado, está aún más feliz de saber que haya encontrado una pasión que le permita ser él mismo. Al tiempo su padre también fue liberado, juntos han coescrito un libro sobre apicultura y salud mental. El joven comentó al respecto:

“Empecé a escribirlo y mis padres me ayudaron. El libro trata sobre la apicultura, consejos de apicultura, lo que puedes hacer cuando empiezas y diferentes especies de abejas”.

El objetivo del libro es instar a los lectores a encontrar algo nuevo que disfruten hacer, pero sobre todo, algo que los ayude a despejar la mente.

En la actualidad, Beeing2gether crías sus propias abejas. Tienen una colmena insignia en Louisville, Kentucky, y otras ubicadas dentro de los límites de la ciudad.

También se asocian con apicultores y agricultores de todo el estado para proporcionar miel cruda y autentica a todas las tiendas de comestibles que estén a su alcance.

Con su proyecto, Keith no solo ayuda a su comunidad sino a todo el ecosistema, recordemos que las abejas tiene un papel importante en nuestro planeta: son héroes polinizadores, por lo que su preservación y la de su hábitat nos beneficia a todos.

Alrededor de un tercio de todos los alimentos que consumimos dependen directamente de la polinización principalmente por las abejas.

Por lo que fomentar la apicultura es tarea de todos, lo puedes hacer no solo creando tus propias colmenas como lo hizo Keith, sino sembrando plantas que se convertirán en refugios paras las abejas.

Nos alegra saber que este chico en medio de sus dificultades encontró fortaleza y tiene sus objetivos tan claros. Si desea hacer una donación al fondo escolar para Keith, lo ayudará a cumplir su meta de recibir una educación de mejor calidad.

Nada es imposible cuando el amor y la disciplina acompañan nuestros proyectos, confiamos que Keith llegará tan lejos como quiera.

Hagamos nuestra parte y comparte esta historia en tus redes. Juntos podemos hacer visible un hermoso proyecto que apuesta por el bien común.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!