A los 11 años vende limonadas en la calle y gasta todas sus ganancias en pañales de bebés

Parte de nuestro aprendizaje social lo desarrollamos en base al conocimiento de diversas historias, las cuales nos dejan huella y una lección de vida, de una u otra forma.

La siguiente no es triste, para nada. La verdad es que da mucho placer reseñarla, ya que se trata de un hecho que, en la mayoría de los casos suele pasar desapercibido y que en verdad demuestra que hay esperanza en las personas y en su capacidad de amar, aun en tiempos tan aciagos como los que vivimos.

Con tan solo 11 años de edad, Cartier Carey, es un gran ejemplo de solidaridad y amor al prójimo para todos nosotros. El joven es experto en hacer y vender limonadas a decenas de clientes que lo esperan ansiosos por combatir el calor.

Cartier Carey tiene el apoyo de toda su familia en esta noble labor

Lo mejor de todo es que este muchacho decidió por cuenta propia compartir su prosperidad. Usó todo el dinero de su puesto de limonada para comprar pañales y los donó a varias madres solteras en Hampton, Virginia, Estados Unidos.

“No quiere gastar dinero en sí mismo. Solo quiere seguir comprando pañales y dándoselos a las madres necesitadas todos los días. La idea de donar pañales surgió cuando Cartier fue a visitar a su abuela, que vive en el barrio más pobre de Hampton”, dijo Brittany Stewart, su madre.

El joven llegó a interiorizar y a concientizar tanto el problema de las mujeres y madres que sobreviven a regañadientes con sus hijos, solas, desamparadas, que inmediatamente pensó en la forma más directa de ayudarlas e instaló el puesto de limonada frente a su casa para hacer dinero para la causa.

“Simplemente se acercó y dijo: ‘Oye, ¿podemos ayudar a algunas de las madres?’ y así fue como sucedió”, recordó Brittany.

A fines de julio, Cartier había recaudado alrededor de cinco mil dólares, cifra que gastó íntegra en pañales de bebé. Recogió el dinero de las ventas, además de algunas otras donaciones de personas conmovidas por su nobleza.

En total, compró unos 6.500 pañales al inicio, pero, en septiembre, el dinero se cuadruplicó y el joven llegó a adquirir más de 22 mil pañales, los cuales fueron donados y puestos a la orden.

Adicionalmente, Cartier también ideó una campaña a la cual llamó “Carti Packages”, donde recolecta artículos de cuidado personal tales como desodorantes, jabones, pañuelos, etc., mismos que también son donados, no solo a madres solteras, sino también a personas en situación de calle.

El joven asegura que su mayor retribución la obtiene de saber que su acción marca la diferencia, además de que solo el hecho de ver sonreír a la gente más necesitada por efecto de su constancia y de su esfuerzo le basta.

Cartier Carey ha recibido varios reconocimientos y agradecimientos

Comparte con tus seres queridos esta historia conmovedora que nos regala una sensación de apoyo, un sentimiento de esperanza, un acto de solidaridad, unos minutos de alegría y de compañía.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!