A los 111 años dice por qué no está tan feliz de ser conocido como el hombre más viejo del mundo

Bob Weighton nació el 29 de marzo de 1908, actualmente tiene 111 años de edad convirtiéndose en el nuevo hombre más viejo del mundo tras la muerte de Chitetsu Watanabe quien falleció recientemente con 112 años.

Chitetsu era un hombre alegre y apasionado que murió el 23 de febrero, tan solo un par de días antes había recibido un certificado Guinness World Record que lo catalogaba como el hombre más viejo del mundo.

Bob nació en Kingston Upon Hull, Reino Unido.

Tras la muerte de Chitetsu un portavoz de los Guinness World Records comentó que están realizando una exhaustiva investigación para dar el nuevo título del hombre vivo más viejo del mundo.

Si bien Watabe recibió su certificado con emoción, con su muerte queda un título sin dueño que debe ser otorgado a alguien con más de un siglo de vida.

Según una reciente investigación Bob será próximo hombre en recibir el título.

Para el hombre de 111 años recibir el título del hombre más viejo del mundo no es algo de lo que se sienta satisfecho porque indica que alguien más ha muerto.

Este hombre con mucha experiencia y gran trayectoria, anteriormente había recibido el título del hombre más viejo de Inglaterra, actualmente comparte el título de la persona más vieja de Gran Bretaña con Joan Hocquard de Poole en Dorse, quien nació la misma fecha que Bob.

Trabajó por muchos años como profesor.

Cuando Bob habla de todos los años que ha vivido, destaca que nunca pensó en llegar hacer un hombre tan viejo.

Solo lo acepto como un hecho. No es algo que alguna vez quise, deseé o trabajé, es solo uno de esos hechos de la vida. Puede que te resulte increíble, pero es solo una de esas cosas.”

Bob obtuvo su título como ingeniero, profesión que le permitió viajar por todo el mundo, trabajó por largas temporadas en Taiwán, Japón y Canadá, después de mucho trabajar ahora descansa felizmente en una residencia para abuelitos.

Si bien Bob no ha hecho gran cosa para tener la edad que tiene más allá de vivir sin complicaciones, destaca que la risa es un ingrediente vital para poder tener una vida más tranquila y placentera.

No he vivido mi vida evitando ser atropellado por autobuses o contraer cáncer o cualquier otra cosa. No he hecho nada para merecer o alcanzar esta edad. Solo soy uno de los afortunados.”

Muchas personas se toman los problemas muy enserio conduciéndolos a una vida de tormenta y miseria.

Para este hombre de 111 años vivir sin darle mucha importancia al dinero y sin temerle a la muerte es lo que lo ha convertido en una de las personas más longevas.

Deseamos que siga disfrutando la vida sin esperar nada de ella. Comparte esta nota en tus redes para celebrar desde cada rincón del mundo al hombre más viejo del mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!