A horas de dar a luz se desmayó en el estacionamiento del hospital y no pudo conocer a su hija

Un embarazo es sinónimo de vida, y una vida nueva es alegría, sin embargo, tristemente algunos nacimientos de ven empañados con experiencias que nadie espera vivir.

Rachel Molloy, una mujer de 36 años, de Sale, Trafford, estaba a solo unos días de su fecha de parto cuando inesperadamente comenzó a tener dolores abdominales, y Nick de 35 años, su esposo la llevó al hospital.

Lamentablemente esta madre no llegó a conocer a su bebé, a pesar de que tan solo faltaban horas para traerla al mundo. Rachel se desmayó y falleció a los nueve meses de embarazo.

Rachel sufrió una rotura de un aneurisma de la arteria esplénica, es una rara complicación del embarazo con consecuencias fatales para la madre y el bebé.

Su trágica muerte en el mes de abril dejó desconsolada a la familia, especialmente a su esposo.

Rachel no sabía que esperaba a una niña, ella quería que fuera una sorpresa. El nombre de la su pequeña, Isabella fue una de las ultimas cosas que Nick le susurró a su esposa.

«Ella fue la luz de mi vida, mi verdadera alma gemela. No puedo imaginar mi vida sin ella, porque ella era mi mundo».

Nick reveló que habían decidido que si tenían una hija la llamarían Isabelle Rey, pero después la llamó Isabelle Rachel.

«Me rompe el corazón pensar que Isabelle nunca podrá conocer a su madre. Pero sé que su memoria vivirá en sus hijos y en todos los que la conocieron».

Nick aseguró que su embarazo había muy tranquilo y sin complicaciones. Pero el 24 de abril, Rachel comenzó a tener dolores abdominales y la llevó al hospital, pero el aneurisma se rompió y ella se desplomó en el estacionamiento.

Rachel no respiraba, su corazón se había detenido y los médicos tenían que sacar a Isabelle. Tristemente, Rachel no pudo salvarse y falleció a primeras horas de la mañana siguiente.

Dos meses después, Isabelle seguía siendo atendida por un equipo de cuidados intensivos neonatales en Manchester.

Las consecuencias de cualquier daño cerebral no se conocerán a corto plazo.

«Escuchas de tragedias, pero en realidad no piensas que te puede pasar a ti. Pero cuando te sucede, no puedes creerlo”.

Han sido momentos muy difíciles para la familia, en junio fue el cumpleaños número tres de James, y también lo que debería haber sido el quinto aniversario de boda de Rachel y Nick.

El funeral de Rachel tuvo lugar el 16 de mayo.

«Mi cumpleaños fue el 9 de abril y Rachel me hizo una tarjeta y escribió que no podía esperar a nuestra próxima aventura como una familia de cuatro».

Rachel era la persona a quien acudían todos sus amigos cuando tenían preguntas sobre cualquier cosa.

Era una madre maravillosa.

Nick decidió abrir una página  de JusivtGing para recaudar fondos como agradecimiento por la atención que recibió su esposa en el Hospital Wythenshawe y el increíble personal de Saint Mary’s donde cuidan a Isabelle.

«Nada cambiará lo que nos ha sucedido, pero esperamos que la página de JustGiving ayude a otras familias».

Al principio solo esperaba recaudar pocos cientos de dólares, pero en pocas semanas la página de JusivtGing superaba los 19.500 dólares.

“En mi opinión, si este dinero ayuda a salvar la vida de alguien o impide que otra familia pase por algo doloroso, entonces ha hecho su trabajo. Quiero ayudar a la gente ahora. Mis perspectivas sobre la vida han cambiado».

Sarah Naismith, directora de la Fundación de Caridad de Manchester Trust, dijo que se sienten realmente conmovidos porque Nick quiera ayudar a otras personas, manifestó su agradecimiento a cada una de las personas que han hecho una donación.

«No puedo cambiar las cosas, pero puedo sacar lo mejor de una situación verdaderamente horrible haciendo algo positivo».

Comparte esta historia para desearle a Isabelle una total recuperación y una vida llena de sonrisas que iluminen las vidas de sus seres queridos en honor a su madre, que siempre la acompañara en su corazón.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!