A sus 91 años, la modelo más longeva del mundo causa revuelo al posar desnuda

Carmen Dell´Orefice es una modelo neoyorquina, hija de padre italiano y madre húngara. Desde muy pequeña formó parte del mundo de las pasarelas y fue la imagen principal de importantes revistas.

Modelo de 91 años sorprende a todos con su piel firme y cuerpo esbelto

modelo

Con solo 15 años, en 1947 encabezó la portada de la revista Vogue, convirtiéndose así en la imagen principal de la portada de una las revistas de moda más importantes del mundo.

La longeva modelo recuerda su primera aparición en la revista. Al respecto comenta:

“Con el fotógrafo Irvin Penn, di vida a mi primera página doble en Vogue. Me dijo que tratara de respirar lo menos posible y que no me moviera. Solo siéntate ahí”.

Carmen ha dejado atrás esos años de juventud, hoy día tiene 91 años de edad pero sigue luciendo igual de hermosa, la frescura de su rostro y su la silueta de su cuerpo deja asombrado a más de uno al descubrir su edad.

Si bien no es frecuente que una mujer llegue a los 91 años casi sin arrugas y con su cuerpo totalmente estilizado, Carmen tiene un rostro fresco y una piel firme, que le permite seguir luciendo sus piernas y brazos como aquellos años de juventud.

La modelo estadounidense protagonizó una vez la portada de una revista, esta vez para New Yow, junto a la modelo Beverly Johnson, de 69 años, quien se convirtió en la primera modelo negra de la revista Vogue.

Posaron para el fotógrafo Irving Penn, ambas modelos reflejaron sus estilos y dejaron de manifiesto el envejecimiento y la longevidad en el mundo de las pasarelas.

En esta sesión ambas aparecen sonriendo ante la cámara con gestos cómplices.

A sus 91 años, la revista New You ha querido homenajearla, un reportaje poco habitual entre las mujeres de tercera edad.

Carmen Dell´Orefice aparece tumbada en una cama llevando ropa interior en tonos beige y tapándose el pecho con un gran edredón color blanco.

El resultado de la sesión dejó mucho de qué hablar, sorprendiendo no solo a los lectores de la revista si no a los usuarios de las redes sociales, quienes admiraron la belleza de Carmen y la elogiaron su figura.

La mayoría de los internautas aseguraron que se veía igual de bella de cuando era joven, y que por el contrario parecía que tenía 20 o incluso 30 años menos.

Sus fotos no tardaron en hacerse viral, muchos internautas aseguraron que querían envejecer igual de ella. En algunos de los comentarios se lee:

“Ojalá pudiera lucir así a su edad”, “Está mejor que cualquiera de nosotros”, “Solo puede ser un pacto con el diablo llegar a los 90 así”, “Por favor, que nos diga cuál es su secreto de belleza”.

Dell´Orefice, apellido que denota su linaje italiano, da crédito a la maternidad y al amor propio para mantenerse así de esbelta. Al respecto, dijo cuál es su secreto de belleza:

“Los hombres y las mujeres deben cuidarse y amarse así mismos. Uno de los secretos para mantener la belleza es hacer lo que haces por un bebé, cuidarlo y alimentarlo con amor. Eso es lo que debemos hacer con nosotros mismos. nutrirnos, amarnos y darnos ese tipo de energía”.

Carmen Dell´Orefice no solo fue un ícono de la moda en sus años de juventud, hoy día a sus 91 años sigue dando mucho de qué hablar. Su eterna belleza y su consigna de amor propio por sobre todas las cosas la convierten en una de las  mujeres más queridas y reconocidas en el mundo del modelaje.

Es inevitable no sorprenderse al ver cómo una mujer puede seguir brillando como modelo a los 91 años, demostrando que la belleza no tiene edad y que una mujer puede seguir luciendo bella y esbelta aún teniendo una edad avanzada, como es el caso de Carmen Dell´Orefice.

Esta super modelo nos deja una gran lección: que todo lo bonito que habita en nosotros sea el mejor reflejo para los demás.