Las 9 pruebas de que el personal de un aeropuerto conoce nuestros aspectos más privados

Como sabemos, los aeropuertos tienen una jurisdicción independiente a la nación en la que se encuentren. Allí se rigen por sus propias reglas, la normativa es muy estricta y, como es de esperarse, hay muchos secretos que no conocemos. El personal que trabaja allí vive en un universo que para muchos podría resultar extraño, pero ellos están acostumbrados a su dinámica.

Aún así, hay datos sobre estos lugares y sus trabajadores que quizá no todos saben

1.- Saben analizar nuestra conducta

Estos profesionales se llaman profilers, y su trabajo consiste en analizar la expresión facial de las personas, sus gestos y conducta, para poder detectar a posibles sospechosos que vayan trasladando cosas ilegales.

Señales como lamerse los labios, rascarse, mirar alrededor continuamente, podrían levantar sospechas de un profiler que podría sugerir que se le haga a la persona una inspección. La pregunta “¿cuál es el motivo de su viaje?” es un clásico test psicológico.

2.- Nos pueden ver desnudos

En muchos aeropuertos hay escaners en los que, a penas el pasajero pasa y levanta los brazos, a través de la máquina puede verse el cuerpo desnudo. Eso significa que las personas de seguridad en el aeropuerto más de una vez nos han visto como Dios nos trajo al mundo.

3.- Nuestras maletas pueden viajar a lugares insospechados

Muchas veces al montarnos en el avión podemos ver a través de la ventana el proceso de carga del equipaje, y es común preguntarse ¿qué pasará con mi maleta? Pues, lo que muchos no saben es que hay un sorteo automático que realizan las máquinas al escanearlas. Al leer el código de barras se distribuye el equipaje en varias direcciones. Si no quitas la etiqueta de viajes previos, tu maleta podría ir a otro país. 

VER TAMBIÉN:  Así es la familia de Ettore, el perro que nos enseño a pedir perdón

4.- El personal puede conocer nuestros niveles de agresividad 

Existen cámaras que pueden ayudar a detectar a aquellos que estén bajo efectos del alcohol u otras sustancias. Inclusive, estos aparatos podrían medir nuestro nivel de agresión, la información es enviada a la computadora y de haber peligro –indicado con luz roja–, el personal debe detener al pasajero para hacerle la inspección correspondiente.

5.- La revisión de maletas es asistida por perros

Hay 5 fases de control de seguridad para las maletas, y uno de ellos es ejecutado por un perro entrenado especialmente para detectar a través de su olfato cualquier droga o sustancia no permitida. 

6.- Tienen cocinas para preparar la comida

En estos lugares por supuesto hay un espacio sumamente amplios destinado a la preparación de la comida de todos los pasajeros. Las aerolíneas comparten dicho espacio pero, como sabemos, el menú varía dependiendo de cuál se trate. La preparación inicia aproximadamente 6 o 10 horas antes de despegar el vuelo. Las cocinas funcionan las 24 horas del día. 

7.- Hay una sala que controla a todos los aviones

Este lugar se llama sala de control, y allí se monitorean inclusive aquellos aviones que se mueven en la tierra, no solo aquellos que están volando. Asimismo, se controla la iluminación de la pista. Hay “controladores” y cada uno de ellos se responsabiliza por cinco monitores que arrojan constantemente información sobre los aviones.

8.- Siempre pueden saber qué hay en tus manos

Pixabay / Depositphotos

Puede que en algún momento un funcionario del aeropuerto te pida frotar las manos en una tela, para luego ponerla en una máquina. Si no tienes nada que ocultar, no debes preocuparte, es procedimiento aleatorio y de rutina. Esas máquinas tienen un registro de partículas de sustancias ilegales que, al cotejarse con la tela que tú frotaste, detectan qué tenías en las manos. 

VER TAMBIÉN:  A los 23 dormía en un colchón que halló en la calle y hoy es el actor mejor pagado del mundo

¿Qué te parecieron estos datos sobre los aeropuertos? Te invitamos a compartir y comentar la información con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!